• Presiones contra Giammattei le obligan a reconsiderar decisiones
Publicada: domingo, 6 de diciembre de 2020 17:04
Actualizada: domingo, 6 de diciembre de 2020 18:20

Guatemaltecos salen a las calles de todo el país para pedir la renuncia del presidente, Alejandro Giammattei, y altos funcionarios acusado de corrupción.

Este es el tercer sábado consecutivo en que miles de guatemaltecos salen a las calles a pedir la renuncia del presidente y otros altos funcionarios. La universidad pública y privadas participaron en el denominado 5D así como representantes de pueblos indígenas y otros sectores de la sociedad, el sector campesino lo tiene claro.

Las manifestaciones se han virilizado por todo el territorio nacional, y el llamado a no parar es una constante.

En 2015, un movimiento similar derrocó al presidente Otto Pérez Molina, hoy las protestas son diferentes y la indignación se expande rápidamente.

Ante las presiones nacionales e internacionales, el binomio presidencial espera los resultados de una investigación para determinar si separan o no al ministro de Gobernación, Gendri Reyes, del gabinete por ordenar reprimir las manifestaciones.

Pero no solo eso ha logrado la indignación popular, el presidente ha cedido a otras demandas.

El hartazgo generalizado, la presión social y las protestas ciudadanas obligaron al presidente Alejandro Giammattei a cerrar el Centro de Gobierno, una institución que generaba roces no solo entre el presidente y el vicepresidente, Guillermo Castillo, sino que también generó una serie de manifestaciones como esta, en la plaza de la Constitución.

Miguel Salay, Ciudad de Guatemala.

fdd/mkh