• Emmanuel Macron, presidente de Francia, habla en una rueda de prensa en Bruselas, 22 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 23 de marzo de 2019 9:05
Actualizada: sábado, 23 de marzo de 2019 17:15

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, urge a Europa a “confrontar” a China y EE.UU. pese a que enfatizó que estos siguen “siendo aliados en ciertos temas”.

“El tiempo de la ingenuidad se ha acabado”, dijo el viernes el mandatario galo en una rueda de prensa tras una cumbre de la Unión Europea (UE), celebrada en Bruselas, para impulsar la economía de Europa ante el dominio de EE.UU. y China.

Durante la cumbre, los líderes europeos aprobaron la introducción del llamado “instrumento para controlar inversiones extranjeras en sectores estratégicos” en cuanto a las relaciones de Europa con el gigante asiático.

Macron pidió a los países del bloque unitario de que no negocien infraestructura e inversiones estratégicas de manera bilateral, mientras destacó la necesidad de recurrir a un enfoque único y coordinar conjuntamente las acciones.

El jefe del Gobierno francés se mostró preocupado por la influencia de China en el continente verde y alertó que este país aprovecha las discrepancias entre los miembros de la UE. “China, debo decir, aprovechó nuestras diferencias”, adujo y lo catalogó como un “error estratégico”.

China, debo decir, aprovechó nuestras diferencias”, señaló Emmanuel Macron, presidente de Francia, denunciando las relaciones bilaterales de los miembros de la Unión Europea con China.

 

Su advertencia se produjo después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazara una vez más con imponer aranceles a la industria automotriz europea a finales de febrero si Bruselas y Washington no pueden llegar a un acuerdo comercial.

El presidente de Francia insistió a principios del pasado noviembre en el proyecto de París de ejército europeo y alertó de amenazas que han puesto en riesgo la seguridad del espacio cibernético y los procesos electorales de Europa, llamando a los europeos a protegerse “de China, de Rusia e incluso de Estados Unidos”.

Un estudio financiado por el Global Public Policy Institute y el Mercator Institute for China Studies sostiene que Pekín se convertirá en el mayor desafío a largo plazo para los valores e intereses de Europa.

Rusia y China son países que han avanzado en los últimos años, ocupando el vacío dejado por Washington en diferentes partes del orbe.

msm/ktg/mkh

Comentarios