• París, escenario de 2.ª gran protesta contra el proyecto de Macron
Publicada: sábado, 21 de enero de 2023 19:18

Se agudizan las protestas en Francia, en rechazo a la reforma de pensiones que pretende llevar a cabo el Gobierno del presidente, Emmanuel Macron.

París, la capital del país galo, ha sido este sábado, escenario de la segunda gran manifestación en los últimos dos días, convocada, esta vez, por las organizaciones estudiantiles y juventudes de algunos partidos de izquierda.

Macron nos ha declarado la guerra”, “Macron, fastídiate, los jóvenes nos hemos echado a las calles”, han entonado los participantes en la marcha, que terminó siendo reprimida por la Policía.

A juicio de la juventud francesa, el plan de Macron para el aplazamiento de la edad legal de la jubilación, aumentará el número de desempleados, especialmente en este estrato social, y perjudicará también, los derechos de las personas mayores, pues, en caso de jubilarse anticipadamente, recibirán unas pensiones miserables, mientras que el Gobierno insiste en que las reformas son necesarias porque la esperanza de vida está aumentando y la medida enfrenta el déficit de la Seguridad Social.

El Consejo de Ministros de Francia tiene previsto aprobar, el próximo lunes, el proyecto de ley de esta reforma, para luego, ser discutido en el Parlamento. Según distintos sondeos, dos terceras partes de la población y todos los sindicatos, partidos de izquierda y hasta la ultraderecha de Marine Le Pen, se oponen al plan. Sin embargo, es posible que reciba el respaldo de la Asamblea gracias al apoyo de los centroderechistas.

Ha llegado el momento de que [Macron] suspenda su reforma. Un irresponsable no debe tener la última palabra. Y es un irresponsable porque hizo un desastre en el país solo para complacerse a sí mismo y demostrar a todos que su Gobierno de cinco años tenía sentido. Y luego [en el Foro Económico] de Davos, dijo a todo el mundo que es fuerte como presidente, capaz de mantener a los franceses en sus manos”, ha denunciado el diputado Jean-Luc Mélenchon, quien participó en la protesta de este sábado, en París.

El Gobierno del país europeo quiere retrasar la edad de jubilación de 62 a 64 años en 2030, y extender el período de cotización, desde los 42 años a los 43, en 2027, dos medidas que se han ganado el rechazo de la opinión pública, por lo que el jueves, Francia se echó a la calle, en el marco de una protesta considerada como la primera movilización sindical unitaria de la era Macron.

msm/cls/hnb