• Un caza en la base militar de Kleine-Brogel, en Bélgica.
Publicada: martes, 16 de julio de 2019 18:20
Actualizada: martes, 16 de julio de 2019 21:56

Un informe de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre la presencia de armas nucleares de EE.UU. en Bélgica reaviva la polémica en este país.

Un proyecto de informe de parlamentarios de países pertenecientes a la OTAN confirma la presencia de una próxima versión modernizada (B61-12) de las bombas nucleares B61 almacenadas en la base militar de Kleine-Brogel, en la provincia flamenca de Limburgo, en el norte del país.

Los diputados de la oposición han alertado este martes del contenido del informe y reclamado al Gobierno belga un “debate completamente transparente” sobre la presencia de las ojivas nucleares en el territorio del país europeo.

El diputado ecologista Samuel Cogolati ha considerado el despliegue de este tipo de bombas en su país una violación del Tratado de No Proliferación Nuclear de 1968.

El informe del 16 de abril del vicepresidente canadiense de la Asamblea Parlamentaria de la Alianza Atlántica, Joseph A. Day, menciona las seis bases donde se encuentran “unas 150 bombas” del tipo B61, desplegadas por Estados Unidos en Europa “en el contexto de la OTAN”.

Kleine-Brogel, en el norte neerlandófono de Bélgica, figura en esta lista, junto a dos bases en Italia, una en Alemania, otra en Países Bajos y una última en Turquía, precisa el documento.

Las bombas destinadas a ser cargadas en aviones estadounidenses y europeos estacionados en estas bases “están bajo control estadounidense y solo pueden utilizarse con el aval presidencial” del mandatario norteamericano, Donald Trump, añade.

A finales de los años ochenta, un ministro belga reconoció la presencia de ojivas nucleares en la base de Kleine-Brogel, donde opera un contingente del Ejército estadounidense, pero nunca se precisó su número ni su uso.

LEER MÁS: Rusia: EEUU se prepara para uso de armas nucleares en Europa

Los expertos estiman que estas bombas están dotadas de una potencia ajustable de “1Kt a 340 Kt, es decir, 26 veces la potencia de la bomba de Hiroshima”, denunciaron en el pasado eurodiputados ecologistas.

Según Cogolati, una docena de estas bombas se hallarían todavía en Kleine-Brogel. “De 10 a 20”, ha indicado el diputado.

El descubrimiento de este documento ha motivado que los ecologistas hayan depositado una propuesta de ley para prohibir las armas nucleares en Bélgica, una iniciativa a la que se han sumado los socialistas.

El 2 de febrero, Washington anunció su decisión de abandonar de manera unilateral el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), firmado en 1987 entre el país norteamericano y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), bajo el pretexto de que la parte rusa está violando sus disposiciones en beneficio de China.

LEER MÁS: EEUU envía bombarderos nucleares a Europa como advertencia a Rusia

En reacción a la decisión de EE.UU., Moscú advirtió a los países europeos de una respuesta recíproca por su parte en caso de que Estados Unidos despliegue en Europa misiles nucleares prohibidos por el Tratado INF.

LEER MÁS: Rusia advierte de posible despliegue de misiles de EEUU en Europa

tmv/anz/rba

Comentarios