• La embajadora israelí en Varsovia (capital de Polonia), Anna Azari.
Publicada: jueves, 16 de mayo de 2019 2:14
Actualizada: jueves, 16 de mayo de 2019 18:08

Polonia convoca a la embajadora israelí en Varsovia, Anna Azari, para presentar una queja por el ataque xenófobo al legado polaco en Tel Aviv.

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha condenado este miércoles lo que ha descrito como un “acto de agresión xenófobo” ocurrido contra el embajador polaco en los territorios ocupados palestinos, quien fue escupido y abusado verbalmente en una calle de Tel Aviv en un momento de creciente tensión entre las dos naciones.

“Polonia condena enérgicamente este acto xenófobo de agresión. La violencia contra los diplomáticos o cualquier otro ciudadano nunca debe ser tolerada”, ha dicho Morawiecki.

Después de abandonar la sede del Ministerio polaco de Exteriores, Azari publicó una declaración en el perfil oficial de la embajada de Israel en Twitter. “Me opongo firmemente y condeno este tipo de violencia”, escribió.

El ataque tuvo lugar en medio de una calle pública en Tel Aviv. Un hombre de 65 años supuestamente se acercó al embajador polaco, Marek Magierowski, mientras estaba sentado en un automóvil, lo escupió y lo insultó.

Polonia condena enérgicamente este acto xenófobo de agresión. La violencia contra los diplomáticos o cualquier otro ciudadano nunca debe ser tolerada”, ha dicho el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, a raíz de que el embajador polaco en los territorios ocupados palestinos, Marek Magierowski, fue escupido y abusado verbalmente en una calle de la ciudad israelí de Tel Aviv.

 

El atacante fue arrestado al día siguiente y actualmente está bajo arresto domiciliario. En su audiencia de custodia, el sospechoso le dijo al tribunal que desconocía que la persona que se hallaba en el automóvil era el embajador de Polonia. 

Según la policía, sin embargo, el incidente fue causado por un ataque de ira a raíz del tráfico en carretera. “Después de que (el sospechoso) le tocara el claxon al vehículo (del embajador) para que se moviera, el sospechoso se acercó al vehículo, golpeó con fuerza el techo y cuando el embajador usó su teléfono celular para documentar al sospechoso, abrió una puerta del coche y le escupió en la cara al embajador”.

En su decisión de liberar al sospechoso de su régimen de custodia, el juez agregó: “el acto merece todo desprecio” y es una vergüenza para los israelíes. El “único pecado” de Maierowski, dijo el juez, “fue dirigirse al sospechoso de una manera que encontró desagradable”.

El ataque al embajador polaco se produce en medio de una disputa diplomática entre Polonia e Israel. Esta semana, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia canceló una visita programada de una delegación israelí a Varsovia con el objetivo de reclamar bienes de difuntos en la Segunda Guerra Mundial.

El Gobierno polaco ha pasado ya por varios momentos de tensión con el régimen de Tel Aviv por el empeño de este en aprovechar económica y políticamente el resultado de la Segunda Guerra Mundial, muertes incluidas. El año pasado, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó a Varsovia de “intentar negar el Holocausto”.

lvs/anz/tqi/rba

Comentarios