• El presidente checo, Milos Zeman, y el premier del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, durante una rueda de prensa en los territorios ocupados.
Publicada: lunes, 19 de marzo de 2018 3:11
Actualizada: lunes, 19 de marzo de 2018 18:46

Bajo presión del régimen de Israel, la República de Checa comienza a examinar las implicaciones prácticas de trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén) en medio de críticas internacionales acerca del cambio de estatus de la ciudad por parte de Estados Unidos.

En un cablegrama clasificado escrito la semana pasada por el ministerio de asuntos exteriores, el embajador de Israel en Praga (la capital checa), Daniel Meron, dio crédito a los esfuerzos diplomáticos del régimen por los avances registrados en el tema en el país europeo, que “ha comenzado una evaluación interna para examinar las posibilidades y riesgos con respecto al traslado de su embajada”, informa el domingo el Canal 10 israelí.

Meron escribió que la presión israelí tras la decisión de Estados Unidos de trasladar su embajada a Al-Quds ha hecho que la República Checa esté más dispuesta a seguir su ejemplo.

“Al mismo tiempo, el primer ministro (checo, Andrej Babiš) está muy influenciado por la opinión pública”, indicó Meron, añadiendo que es crucial para Israel continuar su difusión pública en Praga para consolidar ese apoyo.  

El embajador también argumentó que Israel debería utilizar al presidente checo, Milos Zeman, quien ha sido el patrocinador de defender el “estado judío” y ha abogado recientemente por el movimiento de la embajada.

Al mismo tiempo, el primer ministro (checo, Andrej Babiš) está muy influenciado por la opinión pública”, así lo ha dicho el embajador de Israel en Praga (la capital checa), Daniel Meron, para evaluar la importancia del papel del premier en trasladar la embajada checa a Al-Quds.

 

El informe del Canal 10 se produjo menos de dos semanas después de que el diario Lidové noviny informara que Zeman, quien anunció en diciembre pasado su intención de trasladar la embajada de Tel Aviv, quiere acelerar el proceso.

El 6 de diciembre de 2017, la Casa Blanca reconoció a Al-Quds como la capital de Israel, poniendo en marcha planes para trasladar allí la embajada estadounidense. En febrero, la Administración de Donald Trump anunció que abriría su embajada en Al-Quds en mayo de 2018.

En medio de las protestas internacionales por el anuncio de Trump, Honduras, Paraguay y Guatemala también han anunciado la disposición para seguir la política de EE.UU.

Los palestinos han advertido en reiteradas ocasiones a Trump sobre su decisión y han asegurado que el cambio de estatus de Al-Quds es un golpe mortal a cualquier estrategia de paz en los territorios palestinos.  

alg/rha/mkh/hnb