• Carles Puigdemont (izda.), nuevo presidente de la Generalitat de Cataluña de España, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.
Publicada: domingo, 7 de febrero de 2016 17:16
Actualizada: domingo, 7 de febrero de 2016 19:24

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha criticado al presidente del Gobierno central por utilizar la palabra “tregua” para referirse a esa parte de España.

Hablar de tregua no es un lenguaje apropiado para intentar relacionarse con lo que es un planteamiento democrático, pacífico, popular, transversal e incluso simpático de una gran parte del pueblo de Cataluña”, ha señalado este domingo Puigdemont en un acto celebrado en Barcelona (noreste).

Hablar de tregua no es un lenguaje apropiado para intentar relacionarse con lo que es un planteamiento democrático, pacífico, popular, transversal e incluso simpático de una gran parte del pueblo de Cataluña”, ha señalado Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat de Cataluña.

Puigdemont reaccionaba así al aviso del jefe saliente de Estado español, Mariano Rajoy, a los secesionistas catalanes de que el Gobierno no está en tregua y que él seguirá luchando para preservar la unidad de España. Rajoy ha dicho esas palabras en su primer viaje a la región desde la elección del nuevo presidente del Ejecutivo de Cataluña.

El jefe del Ejecutivo regional ha acusado al Gobierno de no funcionar y de generar disfunciones: “Constatamos con una cierta estupefacción cómo los problemas que afectan realmente a la gente como son la vivienda, el trabajo o la energía, no son objeto de decisiones importantes de la política española y, en cambio, cuando se trata de utilizar Cataluña para intereses más partidistas hay una cierta coincidencia”, ha observado.

Por otra parte, sobre al actual situación política del país europeo y la falta de acuerdo entre los partidos políticos españoles para alcanzar un pacto de gobierno, Puigdemont ha declarado que no tiene ninguna preferencia sobre quién debería ser el próximo presidente del Gobierno.

La historia reciente de las relaciones entre Cataluña y el Estado demuestra que es indistinto quién gobierne: las formas cambian pero cuando se trata de tener sensibilidad y de atender a las demandas democráticas de la mayoría parlamentaria de Cataluña, las respuestas de unos gobiernos y de otros son bastante similares”, ha argumentado el presidente de la Generalitat.

Por último, Puigdemont ha aprovechado la ocasión para contraponer la falta de un Gobierno en España con la situación de Cataluña, que a su criterio goza de un Gobierno sólido y con mayoría parlamentaria.

España se encuentra en una crisis política desde que el gobernante Partido Popular (PP) perdió la mayoría absoluta en las elecciones del 20 de diciembre de 2015. Los distintos partidos políticos buscan ahora formar una coalición que pueda formar Gobierno.

Si bien el líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, —encargado por el rey de España, Felipe VI, de intentar formar Gobierno— ha hablado de negociaciones con todos los partidos, precisa que no buscará el apoyo de los independentistas para su investidura como jefe del Ejecutivo español.

El proyecto independentista catalán ganó ímpetu con una gran manifestación en la ciudad de Barcelona en septiembre de 2012 y alcanzó su clímax el 9 de noviembre de 2014, cuando una consulta popular informal congregó a 2,3 millones de personas para votar a favor de la independencia.

msm/mla/rba

Comentarios