• Seyed Abás Araqchi, vicecanciller y alto negociador iraní.
Publicada: viernes, 29 de mayo de 2015 14:46

La última reunión de los vicecancilleres de Irán con la representante del Grupo 5+1 ha estado centrada en la redacción del borrador del Plan de Acción Conjunta.

Así lo ha afirmado el vicecanciller y alto negociador iraní, Seyed Abás Araqchi, quien habló con la prensa después de concluir los diálogos nucleares de Irán y el Sexteto en la ciudad de Viena, capital de Austria, que comenzaron el miércoles.

Nuestras reuniones han estado principalmente centradas en la redacción del borrador del Plan de Acción Conjunta y la resolución que tiene que emitir el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre el programa nuclear iraní, ha señalado el vicecanciller y alto negociador iraní, Abás Araqchi.

“Nuestras reuniones han estado principalmente centradas en la redacción del borrador del Plan de Acción Conjunta y la resolución que tiene que emitir el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre el programa nuclear iraní”, ha explicado Araqchi a la prensa.

Las conversaciones de Viena, ha indicado, se desarrollaron durante tres días a nivel de vicecancilleres y expertos, pues las partes han estado completando el texto del acuerdo nuclear final gradualmente.

Tras explicar que aún existen muchas diferencias sobre cuestiones de contenido y la forma en la que tiene que ser redactado, el diplomático de alto rango persa, ha asegurado que un acuerdo conveniente es el que pueda cumplir con las demandas del pueblo persa.

Abás Araqchi (decha) en una reunión con la subsecretaria general para Asuntos Políticos de la Unión Europea, Helga Schmid (izqda).

 

“Para nosotros un acuerdo conveniente es el que cumpla con las demandas del pueblo  iraní, si logramos ese objetivo es cuando podemos concluir los diálogos nucleares, porque en caso contrario nos veremos obligados a seguir dialogando para que las partes alcancen ese punto”, ha subrayado Araqchi.

En alusión al cronograma mediante el cual se prevé el levantamiento de las sanciones antiraníes a medida que Teherán cumple con sus respectivos compromisos, el alto negociado persa ha sostenido que uno de los temas de disputa que aún siguen sin resolver, es la sincronización de las actividades de las partes, porque es obvio que en caso de lograr un acuerdo definitivo, tanto el Sexteto como Irán tengan que adoptar una serie de medidas al respecto, como el levantamiento de las sanciones.

En otra parte de sus declaraciones, Araqchi se ha referido también a la denegación de permiso  para  que Occidente pueda acceder a centros militares de Irán y entrevistar a los científicos nucleares persas.

Pues según ha  puntualizado, esta demanda fue propuesta por el G5+1  como una solución para el caso nuclear iraní, sin embargo ha sido rechazada de manera clara por Teherán.

“Como ha manifestado el Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, la República Islámica rechaza enérgicamente cualquier entrevista y acceso a sus científicos nucleares y centros militares (…)”, ha concluido Araqchi.

El Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei

 

El pasado 2 de abril, Irán y el Sexteto (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) llegaron a un entendimiento mutuo sobre el programa de energía nuclear de la República Islámica de Irán, tras ocho días de maratonianas conversaciones en la ciudad suiza de Lausana.

EE.UU. ha amenazado con “no firmar” un acuerdo nuclear definitivo con Irán, si Teherán no permite el acceso a sus instalaciones militares y a sus científicos.

Irán ha insistido repetidamente que no permitirá este tipo de inspecciones, argumentando que el acuerdo nuclear sólo debe incluir las cuestiones nucleares.

El 20 de mayo, el Líder de la Revolución Islámica además de denunciar las demandas desmesuradas de EE.UU. en los diálogos, puso de manifiesto que Irán “no permitirá ninguna inspección a sus centros militares”.

“El enemigo debe saber que ni la nación ni los responsables políticos de Irán cederán ante sus exigencias abusivas y sus intimidaciones”, resaltó el Líder iraní.

El canciller persa, Mohamad Yavad Zarif, y la jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, anuncian el principio de acuerdo nuclear Irán-G5+1, en Lausana, Suiza.

 

El pasado viernes, en una entrevista con la agencia de noticias del Parlamento iraní, ICANA, Zarif reiteró el rechazo de Irán respecto a este tema.

“Irán no cederá ante las demandas excesivas de Occidente en los diálogos nucleares con el Grupo 5+1, de hecho, no permitirá ninguna inspección a sus centros militares”, precisó Zarif.

La delegación nuclear iraní, indicó, se ve comprometida a respectar las líneas rojas de la República Islámica en todos los temas planteados en los diálogos nucleares con el Sexteto, en particular las instalaciones de Fordo (centro de Irán).

mep/ktg/hnb

Comentarios