• Líder iraní: Principio de acuerdo Irán-G5+1 no garantiza pacto integral
Publicada: jueves, 9 de abril de 2015 9:48
Actualizada: sábado, 11 de abril de 2015 8:16

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha afirmado este jueves que el último comunicado conjunto entre Irán y el G5+1 no garantiza el logro de un acuerdo integral ni la continuación de los diálogos nucleares.

“Todo está en los detalles; es posible que la contraparte (occidental), famosa por no cumplir sus compromisos, pretenda acaparar a nuestro país en los detalles (de los diálogos)”, ha precisado el Líder en un discurso que ha pronunciado este jueves, dejando en claro que no tiene sentido dar las felicitaciones por el acuerdo marco en la actual etapa.

Todo está en los detalles; es posible que la contraparte (occidental), famosa por no cumplir sus compromisos, pretenda acaparar a nuestro país en los detalles (de los diálogos)”.

El Líder iraní ha señalado que nunca ha sido optimista respecto a las conversaciones con Estados Unidos por la experiencia pasada de las relaciones entre ambos países, aunque ha asegurado que seguirá apoyando a la delegación negociadora nuclear iraní, en la que siempre ha confiado.

El ayatolá Jamenei ha hecho hincapié en que “apoya cien por ciento un acuerdo que respete la dignidad y los intereses de la nación iraní”, a la vez que ha afirmado que "no alcanzar un acuerdo es mejor que un mal acuerdo".  

Ha denunciado la postura del Occidente basada en hacer creer a la opinión pública que es toda “la comunidad internacional” la que se siente inquieta por el programa nuclear iraní, y ha agregado que esa comunidad internacional se limita a EE.UU., y tres países europeos (el Reino Unido, Francia y Alemania).

El ayatolá Jamenei ha hecho hincapié en que apoya cien por ciento un acuerdo que respete la dignidad y los intereses de la nación iraní, a la vez que ha afirmado que no alcanzar un acuerdo es mejor que un mal acuerdo.  

“La contraparte de la nación iraní que no cumple con sus compromisos son EE.UU. y tres países europeos, y no la comunidad internacional. La comunidad internacional son los 150 países cuyos líderes y altos representantes llegaron hace varios años (agosto de 2012) a Teherán (capital iraní) para tomar parte en la (XVI) Cumbre del Movimiento de Países No Alineados”, ha dicho.

Ha recalcado, asimismo, que la industria nuclear es una "necesidad" para el desarrollo de Irán, "para su producción de energía, la desalinización y en el campo de la medicina, agricultura y otros sectores", y ha rechazado de nuevo que su país pretenda dotarse del armamento nuclear.

De acuerdo con el ayatolá Jamenei, dichas acusaciones basadas en que el país persa busca fabricar armas nucleares son planteadas por ciertos países criminales como EE.UU. y Francia; Dos Estados con historias del uso de bombas atómicas o la experimentación nuclear.

El Líder iraní ha recalcado que la industria nuclear es una necesidad para el desarrollo de Irán, para su producción de energía, la desalinización y en el campo de la medicina, agricultura y otros sectores, y ha rechazado de nuevo que su país pretenda dotarse del armamento nuclear.

“Ellos nos acusan de querer fabricar bomba atómica, mientras que el sistema islámico de Irán nunca ha buscado ni buscará producir armamento nuclear en base a un fatwa (decreto religioso) y a las consideraciones racionales”, ha precisado.

En cuanto a las sanciones antiraníes impuestas por el Occidente, el Líder ha considerado como “inaceptable”, el levantamiento de "las sanciones de manera escalonada" y ha subrayado que "deben ser eliminadas" el mismo día de la firma del acuerdo final, si se alcanza.

Ha recalcado además, que durante el curso de los diálogos con el Sexteto y más allá de estos, Teherán no permitirá a la parte occidental “infiltrarse en el sector de seguridad y de defensa del país e inspeccionar las instalaciones militares con el pretexto de la supervisión”.

Ha concluido insistiendo en que Teherán no acepta una manera no convencional de la supervisión de sus actividades nucleares, y que las inspecciones de las instalaciones nucleares del país no deben ser llevadas a cabo más allá de las normas internacionales.

Cabe mencionar que el pasado 2 de abril, Irán y el Sexteto llegaron a un entendimiento mutuo sobre el programa de energía nuclear de la República Islámica de Irán, tras ocho días de maratonianas conversaciones en la ciudad suiza de Lausana.

La jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, y el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, leen la declaración conjunta lograda entre Irán y el G5+1 en la ciudad suiza Lausana

 

Según este entendimiento mutuo entre las partes, se deben levantar todas las sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), de EE.UU. y de la Unión Europea (UE) contra Irán, a cambio de una serie de restricciones voluntarias aceptadas por el país persa en sus actividades nucleares.

Las duras conversaciones nucleares iniciadas hace una década tras las acusaciones infundadas del régimen de Israel, EE.UU. y algunos de sus aliados occidentales, de que Irán busca fines bélicos en su programa nuclear, las cuales nunca han sido probadas, ahora tienen de plazo hasta el próximo 30 de junio para definir los detalles del pacto inicial y llegar a un acuerdo definitivo.

ftm/ktg/hnb

Comentarios