• Los migrantes que se dirigen en caravana a EE.UU. viajan a pie o en vehículos en Mapastepec hacia Chiapas, México, 25 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 27 de octubre de 2018 7:16
Actualizada: sábado, 27 de octubre de 2018 19:22

El Gobierno de El Salvador pide a ciudadanos no arriesgar sus vidas uniéndose a la caravana de migrantes centroamericanos que se dirige vía terrestre a EE.UU.

“Exhortamos a nuestros compatriotas a no arriesgar sus vidas emigrando de forma irregular y, de manera especial, les llamamos a no exponer la vida de niñas, niños y adolescentes en un viaje de esta magnitud, pues ellos son los más vulnerables ante cualquier tipo de maltrato”, consignó el viernes la Presidencia salvadoreña en un comunicado.

Aunque el Ejecutivo, agrega el texto, respeta la “libertad de tránsito y movilización”, así como la “libertad de expresar solidaridad” a las personas que deciden hacer esta peligrosa aventura, llama a los salvadoreños a desistir a emigrar de manera irregular.

“Les pedimos que no se dejen sorprender por gente mal intencionada que se dedica al tráfico ilegal de personas”, señaló el Gobierno salvadoreño y reafirmó su compromiso con seguir trabajando con voluntad férrea por la reducción de la migración irregular desde El Salvador.

Exhortamos a nuestros compatriotas a no arriesgar sus vidas emigrando de forma irregular y, de manera especial, les llamamos a no exponer la vida de niñas, niños y adolescentes en un viaje de esta magnitud, pues ellos son los más vulnerables ante cualquier tipo de maltrato”, consignó la Presidencia salvadoreña en un comunicado dirigido a los salvadoreños que pretenden viajar a EE.UU. vía terrestre.

 

De acuerdo con las estimaciones, unos 300 salvadoreños parten del país todos los días para llegar a Estados Unidos, pero muchos de ellos son detenidos en México y otros al intentar cruzar la frontera estadounidense, y son deportados.

Huyendo de violencia, extorsión y pobreza unos 3000 hondureños salieron de su país el pasado 13 de octubre con destino a EE.UU. El número de los migrantes aumentó luego a 7000 al paso de la caravana por Guatemala y México.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ya había mostrado su negativa de permitir la entrada a su país de la caravana y había amenazado con detener a los migrantes en la frontera.

El magnate estadounidense ha ordenado desplegar tropas en la frontera con México y no ha descartado volver a la política de distanciamiento de padres e hijos, que adoptó en la primera mitad de año para frenar una ola de migrantes en la frontera mexicana-estadounidense.

ftm/ktg/mtk/hnb

Comentarios