• Columnas de humo se levantan en el norte de los territorios ocupados tras ataques de Hezbolá contra posiciones israelíes.
Publicada: domingo, 7 de julio de 2024 15:08

El movimiento libanés Hezbolá atacó y destruyó dispositivos de espionaje en un enclave militar del régimen israelí en el norte de la Palestina ocupada.

En una incursión realizada este domingo, el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) ha destruido los dispositivos de espionaje ubicados en la base del ejército sionista de Al-Raheb, además de disparar una ráfaga de cohetes contra la región de Baja Galilea, en el norte de los territorios palestinos ocupados.

De acuerdo con un comunicado de Hezbolá, citado por la cadena Almayadeen en su portal web, la operación se ha desarrollado “en apoyo al pueblo palestino en la Franja de Gaza y en respaldo a su valiente y honorable resistencia”.

Reportes del ejército israelí precisan que en las últimas horas se han disparado unos 60 cohetes hacia posiciones del régimen desde el sur de El Líbano.

Asimismo, Hezbolá ha reivindicado la muerte de soldados israelíes en un ataque al recinto militar de Birkat Risha, según informa la cadena Aljazeera.

La Resistencia libanesa dijo haber atacado el sitio militar Birkat Risha, cerca de la frontera, con misiles guiados, matando e hiriendo a un número indeterminado de efectivos de la entidad sionista, precisa la fuente.

Desde el inicio de la guerra genocida del régimen de Tel Aviv contra la Franja de Gaza, el pasado 7 de octubre, Hezbolá ha llevado a cabo ataques contra objetivos israelíes en el norte de los territorios ocupados, en apoyo a la población del sitiado enclave palestino.

En este escenario, Hezbolá confirmó el jueves que sus combatientes atacaron varios sitios militares israelíes con más de 200 cohetes y un enjambre de drones, en una de las mayores operaciones contra las fuerzas de ocupación en los últimos nueve meses.

Las operaciones de la Resistencia libanesa tuvieron como objetivo nuevos emplazamientos militares sionistas en los Altos del Golán sirios ocupados, la zona del Alto al-Jalil, Safad y Nahariya, como parte de la respuesta al asesinato del comandante de la unidad Aziz de Hezbolá, Muhamad Naser Nimah (conocido como ‘Abu Nimah’).

En las últimas semanas, diversas voces dentro de la cúpula sionista han advertido sobre los riesgos que supone para Israel una confrontación a gran escala contra la Resistencia libanesa, a raíz del aumento de las tensiones en la frontera del sur de El Líbano con los territorios ocupados, acompañada de una acentuada retórica belicista.

En un reciente discurso televisado, el secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasralá, ha afirmado que “ningún lugar” en los territorios ocupados estará a salvo si Israel pone en práctica sus planes de ofensiva contra la nación libanesa.

wup/ncl/mkh