• Un partidario de Hezbolá sostiene una foto de Seyed Hasan Nasralá en un mitin en Baalbek (este de El Líbano), 13 de mayo de 2022. (Foto: Getty Images)
Publicada: jueves, 19 de mayo de 2022 23:52
Actualizada: viernes, 20 de mayo de 2022 0:28

El Gobierno de EE.UU. impone sanciones a seis personas y ocho empresas en El Líbano e Irak bajo el pretexto de tener vínculos con el movimiento libanés Hezbolá.

A través de un comunicado emitido este jueves, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha anunciado sanciones contra un empresario libanés, llamado Ahmad Yalal Reda Abdalá, y cinco de sus socios, por vínculos con el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Además, ocho de las empresas de Reda Abdalá en El Líbano e Irak han sido agregadas a la lista de sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro.

En la nota, Estados Unidos acusa a Reda Abdalá de ser funcionario de Hezbolá y miembro activo de su red financiera global y de que ha apoyado al movimiento libanés durante décadas, realizando actividades comerciales en varios países donde las ganancias se transfieren al grupo.

En el marco de las sanciones anunciadas, se congela cualquier activo de Reda Abdalá y sus asociados en Estados Unidos y se convierte en un delito potencial para los ciudadanos estadounidenses hacer negocios con las personas y entidades incluidas en la lista negra.

 

En los últimos años, Washington ha tratado por todos los medios de reducir la popularidad de Hezbolá en El Líbano y ha ejercido una intensa presión sobre los países europeos para que declaren a este movimiento como organización terrorista.

Además, ha aplicado varias rondas de sanciones contra individuos y entidades relacionados con Hezbolá, bajo el tenor de que es un grupo terrorista. El líder de Hezbolá, Seyed Hasan Nasralá, y su vicesecretario general, el sheij Naim Qasem, se encuentran también en esa lista negra.

Hezbolá ha dejado claro, sin embargo, que no le preocupan las sanciones, sino, por el contrario, las considera una medalla de honor a la Resistencia. De hecho, Nasralá, por su parte, resta importancia a las medidas estadounidenses y afirma que la Resistencia libanesa seguirá luchando contra los grupos terroristas y contra la ocupación de Palestina por el régimen israelí.

Washington anuncia su nueva tanda de sanciones contra Hezbolá en momentos en que este movimiento y sus aliados ganaron casi la mitad de los escaños —62 curules de los 128 que forman el poder Legislativo de El Líbano— en las elecciones parlamentarias que se celebraron el domingo con la esperanza de superar el colapso financiero en que está sumido el país, justamente, derivado de las sanciones.

nkh/ncl/mkh