• Una prueba de un misil hipersónico por Corea del Norte, 11 de enero de 2022. (Foto: KCNA)
Publicada: jueves, 13 de enero de 2022 5:21

EE.UU. impone sanciones a Corea del Norte, tras su último test de misil, y a un individuo y empresa rusos por apoyar la proliferación de armas de Pyongyang.

El martes, Corea del Norte realizó una nueva prueba de misil hipersónico durante una ceremonia, en la que el líder norcoreano, Kim Jong-un, ordenó la modernización del Ejército, para lo cual, instó a los científicos militares a “acelerar aún más los esfuerzos para desarrollar constantemente el músculo militar estratégico” del país.

A modo de reacción, el Departamento del Tesoro estadounidense anunció el miércoles nuevas sanciones contra cinco altos funcionarios norcoreanos. Además, Washington sancionó a un ciudadano norcoreano ajeno al Gobierno, un ruso y una empresa rusa, todos acusados de facilitar el acceso de Pyongyang a las armas de destrucción masiva.

Mediante un comunicado, el subsecretario del Departamento del Tesoro de EE.UU. para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Brian E. Nelson, afirmó que la medida responde a la determinación de Washington para “contrarrestar los programas de armas de destrucción masiva y misiles balísticos de la de la República Popular Democrática de Corea, y apuntan al uso continuo de representantes en el extranjero para adquirir ilegalmente bienes para armas”.

EEUU propone nuevas sanciones de la ONU contra Corea del Norte

Por su parte, la embajadora estadounidense en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Linda Thomas-Greenfield, dio a conocer la misma jornada que Washington tiene planeado proponer a 14 naciones del Consejo de Seguridad adoptar nuevos embargos internacionales contra Corea del Norte.

De hecho, durante los últimos años, EE.UU., el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) y la Unión Europea (UE) han impuesto una serie de medidas coercitivas a Pyongyang en respuesta a sus ensayos nucleares y balísticos, sin embargo, Corea del Norte sigue fortaleciendo su poder militar, asegurando que sus actividades tienen carácter de autodefensa ante las maniobras provocativas de Washington y su aliado cercano, Seúl.

Todo esto mientras las conversaciones entre Pyongyang, Seúl y Washington siguen suspendidas. Expertos dan pocas perspectivas para la continuación de dichas pláticas, teniendo en cuenta que Corea del Norte sigue determinada en llevar a cabo lanzamientos de misiles, y que EE.UU. no tiene la intención de menguar las sanciones.

tqi/ncl/hnb