• Ejemplares del libro sobre el asesinato de Jamal Khashoggi, escrito por su novia Hatice Cengiz, exhibidos en Estambul, 8 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 1 de marzo de 2021 19:23

EE.UU. reemplaza su reciente informe sobre el asesinato de Khashoggi con una versión nueva que no incluye los nombres de tres involucrados en dicho crimen.

La semana pasada, la Inteligencia Nacional de EE.UU. (ODNI, por sus siglas en inglés) publicó un informe, donde confirmó que, en 2018, el príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, autorizó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. Además, hizo una lista de los involucrados en dicho crimen y algunas sanciones en contra de ellos.

Sin embargo, según ha revelado este lunes la cadena estadounidense CNN, poco después de la publicación del informe, Washington, sin dar ninguna explicación, quitó el documento y subió una versión nueva, en la que misteriosamente tres nombres de los involucrados en el asesinato del periodista saudí fueron eliminados.

Según una fuente familiarizada con el sistema interino de Arabia Saudí, uno de los nombres eliminados es de Abdulla Mohammed Alhoeriny, hermano de un alto cargo israelí, agrega el medio estadounidense.

 

Otros nombres desaparecidos son Yasir Khalid Alsalem e Ibrahim al Salim, que junto a Alhoeriny, fueron señalados en la primera versión como personas que habían participado, ordenado, eran cómplices o responsables de la muerte de Jamal Khashoggi.

Después de que CNN informara de este escándalo, un portavoz de la Inteligencia Nacional de EE.UU., en una entrevista con la cadena estadounidense, ha informado que este organismo mismo cambió el informe “porque el original contenía erróneamente tres nombres que no deberían haber sido incluidos”.

Esta noticia recién revelada no es la única acción extraña de EE.UU. sobre el asesinato de Khashoggi. De hecho, el informe pese a constatar el papel del príncipe heredero saudí en el crimen, no lo incluyó en la lista de sancionados. De hecho, desde 2018, varios informes, como el de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) estadounidense, concluyeron que Bin Salman ordenó el asesinato.

Es más, según unos documentos vistos recientemente por la CNN, los asesinos de Khashoggi usaron aviones de una compañía de Bin Salman.

shz/ncl/rba