• Vista de la sala de ejecución de la prisión en Atmore, en el estado de Alabama, EE.UU.
Publicada: domingo, 29 de noviembre de 2020 11:43

El Departamento de Justicia de EE.UU. promulga una enmienda que facilita la ejecución de condenas a muerte en los últimos días del mandato de Donald Trump.

Según publicó el miércoles el diario estadounidense The New York Times (NYT), la enmienda se publicará el próximo viernes en el Registro Federal y, en concreto, da a los fiscales federales más opciones para acelerar las ejecuciones de reos condenados a muerte.

La normativa permite al Gobierno realizar las ejecuciones mediante gas venenoso, electrocución, fusilamiento, entre otros, incluso utilizar “cualquier otra manera prescrita por la ley del estado en el que se impuso la sentencia”.

La inyección letal es la forma más usada para ajusticiar a estos prisioneros, según los datos compilados por la oenegé norteamericana Centro de Información sobre Pena de Muerte.

 

Trump es uno de los defensores a ultranza de la pena de muerte. El diario británico The Independent, en un artículo publicado el 11 de noviembre, expresó su preocupación ante los intentos del presidente saliente de EE.UU. por romper la tasa de ejecuciones federales en el país norteamericano.

Sin embargo, el presidente electo de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, durante su campaña electoral, se prometió a trabajar para aprobar una legislación que elimine la pena capital a nivel federal.

En julio de 2019, el magnate republicano anunció que activaría las ejecuciones federales tras 16 años sin usarlas, con el objetivo de “traer justicia a las víctimas de los crímenes más horribles”, tal y como indicó el fiscal general, William Barr.

mdh/ctl/myd/mjs