• El presidente de EE.UU., Donald Trump, y su yerno, Jared Kushner.
Publicada: lunes, 20 de mayo de 2019 2:04

Algunas transacciones de Trump y su yerno eran sospechosas de lavado de dinero, pero el banco que las realizó no reportó los actos ocurridos, según un informe.

Así ha revelado este domingo el diario The New York Times, al precisar que en 2016 y 2017, expertos contra el lavado de dinero en Deutsche Bank AG sugirieron que las múltiples transacciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, y su yerno, Jared Kushner, se informaran a los supervisores federales sobre delitos financieros.

El diario, que citó a cinco empleados actuales y antiguos del Deutsche Bank, dijo que ejecutivos del banco con sede en Alemania, que ha prestado miles de millones de dólares a compañías de Trump y Kushner, desestimó el consejo de sus empleados. Los reportes nunca fueron presentados al Gobierno.

Entre las transacciones sospechosas se reportan grandes cantidades de dinero en efectivo depositado por entidades o personas extranjeras, una práctica que se considera común entre desarrolladores inmobiliarios, pero al mismo tiempo desata suspicacias sobre lavado de dinero.

Al respecto, Tammy McFadden, una especialista contra lavado de dinero en la oficina Jacksonville del Deutsche Bank, indica que parte del dinero transaccionado fue trasladado de las compañías de Kushner a individuales en Rusia.

 

Conforme a las leyes de lavado de dinero, los bancos deben reportar las transacciones sospechosas a los supervisores federales, pero según los funcionarios del mencionado banco, existe un patrón de ejecutivos bancarios que rechazan reportes de esta índole con el fin de proteger sus relaciones con “clientes lucrativos”.

A este mismo respecto, Deutsche Bank y una portavoz de Kushner Companies, así como una portavoz de la Trump Organization rechazaron el informe de The New York Times.

Aunque el diario señala que las transacciones del presidente republicano y su yerno no necesariamente son “actos criminales”, pero agrega que la falta de reportes ante el Gobierno provocan todo tipo de dudas, sobre todo porque el inquilino de la Casa Blanca se ha negado a dar a conocer sus informes de impuestos.

El informe se publicó en momentos en que el juicio político (Impeachment) al presidente Trump se ha convertido en el dilema que ha dividido aún más a los demócratas en las últimas semanas.

Los miembros más radicalizados del partido fantasean con esa opción desde antes de que Trump asumiera su cargo. Consideran que no puede ocupar el cargo alguien con un discurso y un historial tan divisivo y controversial.

El Impeachment requiere la aprobación de la Cámara de Representantes, que, desde enero de 2019, está dominada por los demócratas; no obstante, la destitución del presidente necesita una mayoría de dos tercios en el Senado, dominado por los republicanos, los correligionarios de Trump.

fdd/rha/myd/alg

Comentarios