• El jefe del Comando Sur de EE.UU., el almirante Craig Faller (dcha.), habla en un acto oficial en Miami, 20 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 20 de febrero de 2019 19:42
Actualizada: miércoles, 20 de febrero de 2019 22:06

Los militares de alto rango de EE.UU. y Colombia advierten al Ejército venezolano de que debe dejar entrar “ayuda humanitaria” a su territorio.

En una reunión con periodistas celebrada este miércoles en la sede del Comando Sur en Miami (sureste de EE.UU.), el nuevo jefe del Comando, el almirante Craig Faller, ha discutido junto al mayor general Luis Navarro Jiménez, comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia, asuntos referentes al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“Este mensaje es para los militares venezolanos: Ustedes serán hechos responsables de sus acciones. Hagan lo correcto. Salven a la gente en su país”, ha dicho Faller.

Cuando se preguntó a ambos militares cómo reaccionarán Colombia y Estados Unidos si el sábado se desata la violencia en la frontera entre Colombia y Venezuela por el envío de la  “ayuda humanitaria”, Navarro Jiménez ha respondido que su deber es “proteger a la población civil”.

“Esperamos que las Fuerzas Armadas venezolanas protejan a su pueblo también, y en las Fuerzas Militares de Colombia, en coordinación con otras entidades del Gobierno, tenemos una logística instalada para atender cualquier situación de riesgo con la población civil”, ha agregado el mayor general.

Este mensaje es para los militares venezolanos: Ustedes serán hechos responsables de sus acciones. Hagan lo correcto. Salven a la gente en su país”, ha declarado el almirante estadounidense Craig Faller. 

 

Venezuela vive jornadas de gran turbulencia desde la autoproclamación como presidente interino con el respaldo de EE.UU. de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana, declarada en desacato desde 2016.

Como se conoce, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó a la AN venezolana, en desacato y sin ningún poder legal, juramentar a uno de sus miembros como presidente interino del país para incentivar la violencia y continuar un asedio inmisericorde al pueblo venezolano.

Las autoridades venezolanas dicen estar seguras de que detrás de la presunta “ayuda humanitaria” hay un plan de agresión militar, algo que no ha descartado Washington para materializar su objetivo: derrocar al Gobierno democráticamente elegido de Caracas.

El presidente Maduro, por su parte, afirma que con su gesto “humanitario” la Casa Blanca pretende justificar una agresión militar a Venezuela desde Colombia.

sjy/mla/tmv/

Comentarios