• Una cartelera en Jerusalén en apoyo al presidente estadounidense, Donald Trump.
Publicada: martes, 2 de octubre de 2018 9:43

Una encuesta revela que los israelíes son los únicos que tienen una imagen positiva de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump.

Una encuesta publicada el lunes por el instituto estadounidense Pew Research Center revela que los israelíes, y en especial los israelíes judíos, tienen una percepción extremadamente positiva de Estados Unidos y de la actual Administración, algo contrario a la comunidad internacional.

En específico, el 94 % de los judíos israelíes tienen una opinión favorable de EE.UU. (la cifra es de 83 por ciento entre todos los israelíes) mientras que el 82 de los judíos israelíes aseguran tener confianza plena en la capacidad del mandatario estadounidense en el manejo de los asuntos globales.

Al mismo tiempo, el 86 por ciento de los israelíes aseguran que Estados Unidos toma en consideración los intereses israelíes al momento de tomar decisión y adoptar medidas, mientras que, en promedio, solamente el 28 % de los habitantes del mundo cree que EE.UU. toma en cuenta los intereses de sus países a la hora de tomar decisiones.

 

Entre tanto, en los principales aliados de Estados Unidos hay un récord histórico en este asunto: En Alemania, Francia y Canadá el 30, 38 y 39 % de la población, respectivamente, asegura tener una opinión no favorable de EE.UU., mientras que desconfían en gran medida de la capacidad de la actual Administración para el manejo de los asuntos globales.

La opinión favorable de los israelíes es, en general, a causa de la postura proisraelí adoptada por Estados Unidos y sus medidas a favor de este régimen, medidas controversiales e ilegales como el traslado de su embajada de Tel Aviv a la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) que han causado preocupación a nivel mundial y han sido condenadas por la comunidad internacional.

Desde la llegada al poder del nuevo presidente estadounidense, Washington ha tomado una postura más favorable hacia Israel, hasta que reconoció la ciudad de Al-Quds como la capital israelí, trasladó su embajada a esta urbe y tomó una postura ambigua ante la expansión de los asentamientos ilegales en los territorios ocupados, facilitando el robo de más tierras palestinas.

hgn/rha/fmk/mkh

Comentarios