• El presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.), y el líder norcoreano, Kim Jong-un (izda.), tras firmar documentos en Singapur, 12 de junio de 2018.
Publicada: miércoles, 13 de junio de 2018 18:22

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, indica que su país espera lograr la desnuclearización total de la península de Corea en dos años y medio.

La mayor parte de la desnuclearización debería finalizar “con toda probabilidad en el primer mandato” del presidente de EE.UU., Donald Trump, que finaliza en 2020, ha indicado este miércoles Pompeo a la prensa en Seúl, capital surcoreana.

“Esperamos poder lograrlo en los próximos dos años y medio”, ha resaltado el jefe de la Diplomacia estadounidense, tratando de calmar las críticas según las cuales Corea del Norte no hizo ningún compromiso importante en la cumbre celebrada en Singapur entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Al ser preguntado por un periodista por qué el documento de la cumbre no recoge una desnuclearización completa y verificable, Pompeo ha subrayado que el acuerdo firmado el martes por Trump y el líder norcoreano sí incluye la desnuclearización verificable e irreversible.

Esperamos poder lograrlo (la desnuclearización) en los próximos dos años y medio”, ha resaltado el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

Mientras tanto, Pompeo ha defendido la decisión de Trump de suspender los ejercicios militares conjuntos de Estados Unidos y Corea del Sur cerca de la península de Corea —considerados por Pyongyang un ensayo de invasión de su territorio— diciendo que la suspensión solo estará vigente mientras Corea del Norte participe en negociaciones “productivas” y de “buena fe”.

Horas antes, la agencia estatal de noticias norcoreana Korean Central News Agency (KCNA) ha recalcado que la desnuclearización sería un “proceso paso a paso” con “acción simultánea”, lo que parece contradecir la negativa de Estados Unidos a retirar sanciones antes de que Corea del Norte entregue sus armas nucleares.

Trump y Kim rubricaron el martes un documento “integral” para iniciar un proceso de desnuclearización. Mientras Corea del Norte reafirma en el acuerdo su compromiso de desnuclearizar la península, Estados Unidos se compromete a proporcionar garantías de seguridad al país asiático.

No obstante, planea cierta incertidumbre sobre el compromiso de EE.UU. con sus obligaciones, pues hay que tener en cuenta que en 2003 ambas partes se sentaron a dialogar para el desarme nuclear de la península de Corea y, aun así, las negociaciones estaban estancadas desde 2009, debido a que Washington siguió manteniendo sanciones.

tmv/mla/mjs/hnb

Commentarios