• El presidente de EE.UU., Donald Trump, camina en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, 1 de junio de 2018.
Publicada: martes, 5 de junio de 2018 1:01
Actualizada: martes, 5 de junio de 2018 2:25

Senadores demócratas de Estados Unidos han pedido al presidente Donald Trump que no ‘desperdicie’ una oportunidad histórica con Corea del Norte.

En una carta enviada el lunes a Trump, siete senadores estadounidenses del Partido Demócrata han llamado al inquilino de la Casa Blanca a seguir una estrategia firme frente a Pyongyang con el fin de que no desaprovechar una “oportunidad histórica”, en alusión a la próxima reunión de los dignatarios de EE.UU. y Corea del Norte.

A este respecto, uno de los signatarios, el senador demócrata por el estado de New Jersey Bob Menéndez, advierte de la posibilidad de que Trump ponga en peligro la seguridad de EE.UU. y de sus aliados.

“A medida que nos acercamos a lo que podría ser una cumbre histórica, me temo que el presidente no tiene una estrategia real sobre Corea del Norte y que puede desperdiciar una oportunidad potencialmente histórica, poniendo nuestra seguridad y la de nuestros aliados en peligro”, precisa Menéndez.

A medida que nos acercamos a lo que podría ser una cumbre histórica, me temo que el presidente (Donald Trump) no tiene una estrategia real sobre Corea del Norte y que puede desperdiciar una oportunidad potencialmente histórica, poniendo nuestra seguridad y la de nuestros aliados en peligro”, advierte el senador demócrata por el estado de New Jersey Bob Menéndez.

 

En su misiva, los senadores insisten en que el mandatario estadounidense no debe firmar un acuerdo a cualquier precio. “El presidente debe estar listo para abandonar la mesa si no hay posibilidad de un buen acuerdo”, plantea el líder de los senadores demócratas, Chuck Schumer.

Determinan, además, que cualquier acuerdo que alivie implícita o explícitamente las sanciones contra Corea del Norte a cambio de algo que no sea el desmantelamiento de sus arsenales nucleares “sería un mal acuerdo”.

Ante esta situación, piden a la Casa Blanca que trabaje con el Congreso “durante cualquier proceso diplomático” y enfatizan que actuarán en caso de un acuerdo insatisfactorio. “El Congreso puede aprobar sanciones obligatorias o aprobar leyes para evitar que el presidente use su poder para levantarlas”, recalca, por su parte, Schumer.

El encuentro Kim-Trump, programado en un principio para el 12 de junio en Singapur, había sido cancelado el pasado 31 de mayo por el mandatario estadounidense. No obstante, dos días después, el inquilino de la Casa Blanca dio marcha atrás y expresó que la reunión se realizará como estaba previsto anteriormente.

fmk/ncl/fdd/hnb