• El líder norcoreano, Kim Jung-un, observa un misil balístico de fabricación nacional.
Publicada: lunes, 23 de abril de 2018 5:06
Actualizada: lunes, 23 de abril de 2018 8:36

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no está dispuesto a levantar las sanciones económicas a Corea del Norte mientras Pyongyang no muestre señales inequívocas de querer desmantelar su arsenal nuclear y congelar sus pruebas de misiles balísticos, según un diario estadounidense.

El mandatario estadounidense no levantará las sanciones sustanciales impuestas a Corea del Norte mientras el líder de este país asiático, Kim Jong-un, no se comprometa a desmantelar su arsenal nuclear, informó el domingo The Wall Street Journal.

“Cuando el presidente dice que no cometerá los errores del pasado, significa que EE.UU. no hará concesiones sustanciales, como levantar las sanciones, hasta que Corea del Norte desmantele sus programas nucleares”, declaró un funcionario de la Administración de Trump citado por el rotativo.

El texto señala que la desnuclearización de la península coreana y el levantamiento de sanciones determinarán la agenda del encuentro de Trump y Kim, que se celebrará a finales de mayo o principios de junio.

Cuando el presidente (Donald Trump) dice que no cometerá los errores del pasado, significa que EE.UU. no hará concesiones sustanciales, como levantar las sanciones, hasta que Corea del Norte desmantele sus programas nucleares”, declaró un funcionario de la Administración estadounidense.

 

Si Corea del Norte, agregó el funcionario, está dispuesta a avanzar hacia la desnuclearización lo más rápido posible, entonces, las sanciones podrían revertirse y facilitar de este modo la reanudación de las actividades económicas de Pyongyang con el resto del mundo.

Corea del Norte anunció el viernes que dejará de realizar pruebas nucleares y lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) a partir del 21 de abril y comenzará los diálogos con la comunidad internacional para alcanzar la paz y el crecimiento económico.

Tras este anunció, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón y China reaccionaron positivamente diciendo que se trata de un “progreso significativo” para la desnuclearización de Corea del Norte.

Por otro lado, varias fuentes han revelado que los consejeros de Trump se muestran escépticos ante la renuncia de Corea del Norte a las pruebas nucleares y advierten al mandatario norteamericano de que las promesas de Pyongyang son en realidad ‘una trampa’.

krd/ktg/mjs

Comentarios