• El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la firma de un proyecto de ley en la sala Roosevelt de la Casa Blanca, en Washington, 27 de marzo de 2017.
Publicada: martes, 28 de marzo de 2017 1:55
Actualizada: martes, 28 de marzo de 2017 2:49

La aprobación del presidente de EE.UU., Donald Trump, cae un punto en solo tres días, llegando a su nivel más bajo desde que asumió el poder en enero.

Según la encuesta realizada por Gallup el pasado fin de semana y publicada este lunes, la aprobación del mandatario estadounidense cayó a 36 % en un lapso de tres días —del 24 al 26 de marzo— luego de que fracasaran sus esfuerzos para aprobar una nueva ley de salud que sustituya al 'Obamacare', como se conoce la normativa puesta en vigor por el expresidente Barack Obama.

La aprobación de Trump antes del revés que sufriera el viernes pasado, era del 41 % mientras su punto más bajo anterior fue del 37 %, según un estudio realizado entre el 16 y el 18 de marzo. Su porcentaje más alto alcanzó 46 puntos registrados la semana siguiente a su investidura, el 20 de enero.

El actual, 36 % de Trump constituye dos puntos porcentuales por debajo del menor índice de aprobación del expresidente Obama, quien entre 2011 y 2014 marcó un 38 %.

En comparación con otros presidentes, el actual jefe de Estado de Estados Unidos queda por debajo del mínimo absoluto de Bill Clinton con 37 %, registrado en el verano boreal de 1993, así como de Gerald Ford, con 37 % entre enero y marzo de 1975. La calificación de la aprobación más baja de John F. Kennedy fue de 56 % y de Dwight Eisenhower de 48 %.

 

El índice de aprobación de Trump se ha situado en un mínimo histórico de su mandato. En esta última encuesta, el número de estadounidenses que desaprueba el trabajo del republicano es de un 57 %, lo que supone un aumento de más de tres puntos porcentuales en comparación con los estudios anteriores de Gallup.

Mientras, los ex presidentes George W. Bush (la más baja aprobación: 25 %), George H.W. Ronald Reagan (35 %), Jimmy Carter (28 %), Richard Nixon (24 %), Lyndon Johnson (35 %) y Harry Truman (22 %) tenían marcas de aprobación de su labor inferiores al 36 %.

Revocar el sistema sanitario impulsado en 2010 por el entonces presidente Obama, es una de las principales obsesiones republicanas y, aunque en eso coinciden de manera unánime Trump y los congresistas, los conservadores están muy lejos de converger en cómo plantear una alternativa.

aaf/ncl/rba

Comentarios