• La sede del Departamento del Tesoro de Estados Unidos en Washington, capital estadounidense
Publicada: miércoles, 1 de abril de 2015 7:07
Actualizada: miércoles, 1 de abril de 2015 10:19

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso el martes nuevas sanciones contra un funcionario sirio y tres compañías por ayudar al Gobierno de Damasco en su lucha contra los terroristas.

El sancionado, Batul Rida, es un funcionario que trabaja desde 2010 en el Banco Central de Siria y está acusado de facilitar al Gobierno sirio la evasión de los embargos en su contra y de “estar en contacto con Adib Mayale”, el director de esta entidad bancaria estatal.

En cuanto a las tres compañías castigadas, dos de ellas con sede en El Líbano, han sido sancionadas por haber facilitado la compra de armas para el Ejército de Siria que lucha contra los terroristas que tratan de derrocar al presidente Bashar al-Asad.

Estas medidas coercitivas incluyen la congelación automática de todas las cuentas bancarias que tienen las partes sancionadas en gran parte de los países del mundo.

Al final de su comunicado, el Departamento del Tesoro repitió sus acusaciones contra el Gobierno del presidente Al-Asad, culpándole de violar los Derechos Humanos de los ciudadanos sirios.

La Casa Blanca ha tratado de justificar los embargos económicos impuestos contra Siria diciendo que las fuerzas de seguridad sirias cometen crímenes de guerra contra la población civil.

El Gobierno sirio por su parte denuncia a Estados Unidos por su apoyo a los terroristas y los grupos takfiríes que luchan contra Damasco dejando una estela de crímenes muchos considerados de lesa humanidad.

En momentos en que Siria se encuentra en una crisis sin precedentes, algunos países occidentales y regionales, encabezados por Estados Unidos, continúan echando más leña al fuego del conflicto, brindado diversos tipos de apoyo a los terroristas y adoptando nuevas sanciones contra el Gobierno de este país.

hgn/ncl/msf