• El precandidato republicano a la Casa Blanca, Ted Cruz.
Publicada: miércoles, 23 de marzo de 2016 4:32
Actualizada: sábado, 14 de enero de 2017 4:19

El precandidato republicano a la Presidencia de EE.UU., Ted Cruz, aprovecha los atentados en Bélgica para repetir su retórica islamófoba al cargar contra la comunidad musulmana de EE.UU.

En un comunicado emitido el martes tras conocerse los atentados ocurridos en la capital belga, Bruselas, el senador por Texas (sur) hizo un llamamiento a autorizar a las fuerzas del orden para que patrullen, vigilen y tomen control de los vecindarios musulmanes “antes de que se radicalicen”.

“Nuestros aliados europeos están viendo ahora las consecuencias de una mezcla tóxica de inmigrantes entre los que se han infiltrado terroristas y barrios musulmanes aislados y radicales”, añadió el ultraconservador aspirante a la Casa Blanca.

Nuestros aliados europeos están viendo ahora las consecuencias de una mezcla tóxica de inmigrantes entre los que se han infiltrado terroristas y barrios musulmanes aislados y radicales”, afirma el senador republicano Ted Cruz.

Por otro lado, urgió a blindar la frontera sur con México para impedir la infiltración de “terroristas”, al tiempo que pidió detener la entrada de los solicitantes de asilo de países con una presencia “significativa” del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) o Al-Qaeda.

Estas palabras de Cruz, segundo en la carrera republicana por la Casa Blanca, formaban parte de una competencia con su rival islamófobo y favorito a la nominación, Donald Trump, quien tiene un discurso más duro sobre la inmigración y el terrorismo.

Las propuestas duras hechas por el senador ultraconservador recibieron duras críticas de algunos políticos y asociaciones. Murshed Zaheed, el director político de Credo Action, una organización no gubernamental pro derechos humanos, denunció que “alentar a los estadounidenses a sospechar de sus vecinos musulmanes (…) no contribuye a hacernos más seguros”.

Por otro lado, el consejo de Relaciones Estadounidense-Islámica (CAIR, por sus siglas en inglés), una oenegé de derechos civiles y apoyo a los musulmanes, condenó el llamamiento a más vigilancia al tacharlo de “un mensaje alarmante a musulmanes estadounidenses que cada vez más temen por su futuro en esta nación y a todos los estadounidenses que valoran la Constitución y las libertades religiosas”.

Es más, los líderes de la comunidad musulmana en Bélgica condenaron con firmeza “la crueldad extrema cometida contra ciudadanos inocentes”, al tiempo que denunciaron que lo ocurrido en Bruselas va en contra de los valores islámicos.

El martes, Bruselas fue escenario de tres explosiones; los dos primeros estallidos se han registrado en el aeropuerto de Zaventem y media hora más tarde se ha producido otro en la estación de metro de Maelbeek, en el barrio europeo de la capital.

Al menos 34 personas han muerto y más de 200 han resultado heridas como consecuencia de estas explosiones, cuya autoría ha sido reivindicada por la banda ultraradical de Daesh.

mjs/ktg/nal

Comentarios