• Rafael Correa, presidente de Ecuador.
Publicada: jueves, 2 de julio de 2015 4:55

El presidente de Ecuador advirtió de los intentos opositores para realizar un golpe de Estado bajo el pretexto de rechazar la Ley de Redistribución de la Riqueza.

“Ojalá la gente de buena voluntad no se deje engañar: esto nada tiene que ver con las leyes, etc. Es algo que lo venían preparando desde hace tiempo, como el 30S”, puso de manifiesto el miércoles el jefe de Estado ecuatoriano Rafael Correa en su cuanta de Twitter, en alusión a la crisis de seguridad del 30 de septiembre de 2010 (conocida como 30-S) contra una ley salarial.

Ojalá la gente de buena voluntad no se deje engañar: esto nada tiene que ver con las leyes, etc. Es algo que lo venían preparando desde hace tiempo, como el 30S” dijo Correa.

En su nota, convocó a sus simpatizantes a congregarse este jueves frente al palacio presidencial Carondelet (sede del Ejecutivo) para expresar su apoyo a la Revolución Ciudadana frente a los posibles intentos de los ultraderechistas para tomar el palacio en la misma jornada.

Partidarios gubernamentales se concentran en la ciudad capitalina de Quito para expresar su apoyo a Rafael Correa, 15 de junio de 2015.

 

“Lamentablemente tenemos claros indicios de que los golpistas intentarán tomar Carondelet”, aseguró Correa para luego comparar la situación con lo que sucedió en Venezuela. “Intentan al menos mantenernos en enfrentamientos permanentes, como lo hicieron en Venezuela. No lo lograrán”, apostilló.

Criticando las acciones desestabilizadoras de la oposición, apuntó el dedo acusador hacia dos exmilitares por conspirar contra su Gobierno: el exjefe de inteligencia del Ejército Mario Pazmiño, muy cercano a la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) y el coronel César Carrión.

Desde el 5 de junio, fecha en la que el Gobierno ecuatoriano presentó un proyecto de ley ante la Asamblea Nacional, diferentes ciudades del país han sido testigo de movilizaciones, tanto a favor como en contra del gobierno.

Opositores participantes en una marcha antigubernamental celebrada en Quito el 25 de junio de 2015.

 

Según el Ejecutivo ecuatoriano, los proyectos de ley que sirven para cargar las riquezas (herencias) y las ganancias extraordinarias (plusvalía) con nuevos impuestos, ayudarán en un futuro próximo a combatir los niveles de pobreza extrema. 

Pese a que en reiteradas ocasiones aseveró que el hecho afectaría solo al sector más rico y a los especuladores, el mandatario volvió a expresar su disposición de retirar las iniciativas, si se confirman que azotarán a los pobres o la clase media.

Cabe agregar que una encuesta difundida el 19 de junio reveló que más del 60 % de los ecuatorianos repudia las acciones de la oposición frente a la gestión del Ejecutivo. 

Según los informes publicados en los medios de comunicación, la derecha pagó 30 dólares a las personas que asistieron a una de las marchas antigubernamentales.

msm/ktg/hnb