• El ministro del Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane.
Publicada: miércoles, 5 de diciembre de 2018 16:02

La cuota de producción de petróleo de Irán en la OPEP es “indiscutible” mientras el país esté sancionado por EE.UU., ha declarado el ministro iraní del Petróleo.

“Mientras Irán esté sometido a sanciones, la cuota de la República Islámica en la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) no se discutirá con nadie”, ha indicado hoy miércoles Biyan Namdar Zangane, citado por la agencia local de noticias IRNA.

En declaraciones formuladas antes de la reunión de la OPEP que se celebrará mañana en Viena (capital de Austria), Zangane ha indicado que en la cita se abordarán temas como la decisión de Arabia Saudí de producir una cantidad crudo “mayor” a la determinada por la organización internacional.

De hecho, algunos miembros de la OPEP, según el Ministerio iraní de Petróleo, están intentando conseguir más reducciones de la producción de crudo.

Zangane ha señalado asimismo que la tercera ronda de ventas de crudo iraní en bolsa se realizará después de entregarse los informes sobre las dos primeras al Comité de Coordinación Económica del país.

Mientras Irán esté sometido a sanciones, la cuota de la República Islámica en la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) no se discutirá con nadie”, ha indicado el ministro del Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane.

                                 

Contra la voluntad de EE.UU., Irán hizo el pasado 11 de noviembre una segunda venta pública de crudo ligero a clientes internacionales a través de su Bolsa de Energía, en el marco de un plan para esquivar las sanciones estadounidenses y vender combustible estratégico a compradores directos.

La Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC, por sus siglas en inglés) había colocado 700 000 barriles de petróleo liviano a un precio propuesto de 65,22 dólares por barril, 5 dólares por debajo de la primera venta, que se había realizado la semana anterior.

La Administración del presidente estadounidense Donald Trump anunció en mayo pasado la salida del país del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (compuesto entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania). Además, ha reactivado ya este año dos rondas de sanciones a Teherán.

Washington presiona además en vano a otros países para que corten sus lazos económicos y comerciales con Irán, uno de los mayores productores y exportadores de petróleo del mundo, por lo que es difícil de sustituir.

ask/mla/tmv/mjs

Comentarios