• Una plataforma petrolífera de Irán ubicada en las aguas del mar Caspio.
Publicada: viernes, 10 de agosto de 2018 17:01
Actualizada: viernes, 10 de agosto de 2018 18:30

Un organismo internacional alerta de que una posible reimposición de sanciones de EE.UU. al sector petrolero iraní podría perturbar el mercado mundial de crudo.

La Agencia Internacional de Energía (AIE), en un informe publicado este viernes, advierte de que la segunda ronda de embargos estadounidenses contra Irán, prevista para el 4 de noviembre y que incluirá principalmente las exportaciones del petróleo iraní, podría tener un impacto significativo en el suministro mundial de crudo.

“A medida que entren en vigor las sanciones petroleras contra Irán, quizás en combinación con problemas de producción en otros lugares, mantener el suministro global podría ser muy difícil”, agrega el reporte.

Por lo tanto, la agencia adscrita a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indica que las perspectivas del mercado petrolero podrían ser mucho menos tranquilas en ese momento que en la actualidad.

El lunes, el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó restablecer la primera ronda de sanciones contra Irán, que incluye prohibiciones en la compra de dólares estadounidenses, en el comercio de metales preciosos y en la industria automotriz.

El segundo paquete de sanciones, como ya lo ha anunciado Trump, busca reducir las exportaciones del petróleo iraní.

A medida que entren en vigor las sanciones petroleras contra Irán, quizás en combinación con problemas de producción en otros lugares, mantener el suministro global podría ser muy difícil”, ha informado la Agencia Internacional de Energía (AIE).

 

Neil Atkinson, jefe de industria petrolera y división de mercado de la AIE, cree que la reducción de las exportaciones del petróleo iraní no generará problemas serios “en el corto plazo”, ya que otros productores como Arabia Saudí y Rusia podrán eventualmente compensarlo. No obstante, advierte de que los precios en el mercado sin duda se dispararán en ausencia del crudo iraní.

La República Islámica ha asegurado que hará frente a la guerra económica de EE.UU. en su contra. A principios de julio, el presidente iraní, Hasan Rohani, desestimó la dura retórica de Washington, al decir que “nunca podrá recortar los ingresos de Irán provenientes de las exportaciones de petróleo”.

ftm/ncl/mkh/rba

Comentarios