• El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla con la prensa en Washington (capital), 8 de junio de 2018.
Publicada: miércoles, 13 de junio de 2018 22:18
Actualizada: jueves, 14 de junio de 2018 17:23

Mientras Donald Trump culpa a la OPEP de los crecientes precios del crudo en los mercados internacionales, Irán lo atribuye a las políticas de Estados Unidos.

El representante de Irán en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Hosein Kazempur Ardebili, ha explicado este miércoles que las sanciones impuestas por la Administración de Trump a Irán y Venezuela son las causantes del aumento de los precios del petróleo.

“No se les pueden imponer sanciones a dos miembros fundadores de la OPEP y aun culpar a la OPEP de la volatilidad del precio del petróleo”, ha enfatizado Kazempur Ardebili mediante un comunicado publicado por la agencia británica de noticias Reuters, en reacción a las declaraciones de Trump.

El inquilino de la Casa Blanca ha recurrido a su cuenta en la red social Twitter para denunciar el aumento de los precios del crudo y ha culpado a la OPEP de la actual situación, escribiendo: “los precios del petróleo están demasiado altos, la OPEP está en ello de nuevo. ¡No es bueno!”.

No se les pueden imponer sanciones a dos miembros fundadores de la OPEP (Irán y Venezuela) y aun culpar a la OPEP de la volatilidad del precio del petróleo”, subraya el representante de Irán en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Hosein Kazempur Ardebili.

Los precios del petróleo han subido alrededor de un 60 por ciento en el último año después de que la OPEP y algunos productores no miembros, incluida Rusia, llegaran a un acuerdo para reducir los suministros.

El precio del crudo Brent alcanzó su punto máximo en mayo, a 80,50 dólares estadounidenses por barril; luego retrocedió, cotizando la jornada de hoy en cerca de 76 dólares por barril, en parte por la anticipación de que el acuerdo podría terminar.

Los países integrantes de la OPEP se reunirán la próxima semana en Viena (capital de Austria) y se espera que los productores aumenten el rendimiento, tal vez antes de que los límites lleguen a su término hasta finales de 2018.

El dignatario norteamericano firmó a mediados del pasado mes de mayo un decreto ejecutivo en el que endurecía los embargos financieros a Venezuela, después de que el presidente de dicho país, Nicolás Maduro, fuera reelegido como mandatario del país bolivariano en unas elecciones que Washington tachó de ser una ‘farsa’.

Además, Trump anunció la retirada de su país del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre Teherán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania), que limitaría el programa de energía nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones antiraníes.

Trump prometió, asimismo, que lanzaría mecanismos para reavivar las sanciones más severas contra el país persa, que incluyen una prohibición universal a Irán sobre la compra o adquisición de dólares estadounidenses, así como restricciones sobre las compras del crudo iraní e inversiones en sus proyectos dentro del sector petrolero.

Esta medida podría llevar a los clientes europeos y asiáticos a dejar de importar petróleo iraní o a dejar de hacer negocios con el país persa. Se espera que esto cree una brecha en los suministros de más de 2,7 millones de barriles por día del petróleo iraní a los mercados internacionales en medio de los temores por que los precios suban aun más.

zss/anz/alg/rba

Comentarios