• Hasan Rohani (dcha.), presidente de Irán, y el canciller omaní, Yusuf bin Alawi bin Abdulá, se reúnen en Teherán, 3 de diciembre de 2019. (Foto: president.ir)
Publicada: martes, 3 de diciembre de 2019 14:24
Actualizada: miércoles, 4 de diciembre de 2019 3:30

Irán urge a preservar la seguridad del Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz a través de cooperaciones regionales y sin interferencia alguna de otros países.

El presidente iraní, Hasan Rohani, ha enfatizado este martes, en una reunión mantenida con el canciller omaní, Yusuf bin Alawi bin Abdulá, en Teherán (capital iraní), que los países de la región deberían desempeñar un papel activo para garantizar la seguridad de la zona.

Al respecto, ha mencionado un proyecto, denominado ‘Iniciativa de Paz de Ormuz’ o ‘Esperanza’, que Irán presentó en septiembre al mundo, para luego subrayar que a los países de la zona no les queda otro remedio que velar por la amistad y la fraternidad.

LEER MÁS: ‘La presencia extranjera trae la inseguridad al Golfo Pérsico’

Rohani ha considerado la guerra de Yemen, librada por Arabia Saudí, uno de los principales problemas de Oriente Medio, que lo único que ha logrado es destrucción, muertes de civiles, que surja un odio entre los dos países y poner en peligro la integridad territorial de Yemen.

Creemos que todos los países regionales deben mantenerse unidos para garantizar la seguridad y la estabilidad de la zona. (…) Hay que dejar de mirar hacia el pasado y pasar a mirar hacia el futuro para poder resolver los problemas de la región”, ha señalado el presidente de Irán, Hasan Rohani, en una reunión con el canciller omaní, Yusuf bin Alawi bin Abdulá.

 

En este sentido, el mandatario persa ha criticado que Europa y Estados Unidos, en contraposición a lo que dicen, no están interesados en restablecer la paz en Yemen porque, gracias a la guerra, han podido vender gran cantidad de armas.

LEER MÁS: Amnistía Internacional urge a G20 a detener venta de armas a Riad

Tras haber señalado que las políticas de Arabia Saudí en Siria, Irak y El Líbano no le han traído ningún beneficio, el jefe del Gobierno de Irán ha expresado su deseo de que las autoridades saudíes revisen su rumbo político.

Rohani ha aprovechado la ocasión para declarar, además, que la República Islámica aboga por desarrollar las relaciones con sus vecinos y renovar los lazos con Riad. “Creemos que todos los países regionales deben mantenerse unidos para garantizar la seguridad y la estabilidad de la zona. (…) Hay que dejar de mirar hacia el pasado y pasar a mirar hacia el futuro para poder resolver los problemas de la región”, ha agregado.

LEER MÁS: Irán se declara listo a dialogar con Riad “con o sin mediación”

El canciller omaní ha anunciado, por su parte, que Mascate comparte puntos de vista y posturas con Teherán sobre muchas cuestiones regionales e internacionales. “El plan de Irán para la paz en el Golfo Pérsico, ciertamente, beneficiará a todos y promoverá la estabilidad y la seguridad en la región”, ha recalcado.

Tras señalar que Irán y Omán, mediante el desarrollo de sus cooperaciones, pueden proporcionar soluciones apropiadas a los problemas regionales, especialmente para la crisis en Yemen, Bin Abdulá ha elogiado los prometedores signos que existen para resolver la cuestión de Yemen, mientras ha asegurado que Irán, debido a la posición sensible y la responsabilidad que tiene en la región, no dudará en hacer todo lo posible para poner fin a la crisis en el país más pobre del mundo árabe.

Ambas personalidades han abordado también asuntos de índole bilateral, insistiendo en estrechar aún más las relaciones amistosas y fraternales que les unen.

msm/anz/nlr/rba

Comentarios