• El portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, en una rueda de prensa en Teherán la capital del país.
Publicada: jueves, 14 de noviembre de 2019 22:35
Actualizada: jueves, 14 de noviembre de 2019 23:17

El Gobierno de Irán vuelve a rechazar una resolución antiraní de la Asamblea General de la ONU, aprobada por países criminales y violadores de derechos humanos.

“Los gobiernos que tienen tras de sí un largo historial de violaciones sistemáticas de los derechos humanos, y sus injerencias en asuntos internos de otros países y han dejado amargas y dolientes experiencias en la mente de muchos pueblos (…) no están acreditados a dar consejos sobre los DD.HH. a la nación y el Gobierno de Irán”, ha señalado este jueves el portavoz de la Cancillería iraní, Seyed Abás Musavi.

El diplomático persa ha realizado el comentario en rechazo a la resolución aprobada en diciembre de 2018 en el Tercer Comité de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), que expresa “preocupación por las continuas limitaciones y restricciones del derecho a la libertad de pensamiento, conciencia, religión y creencia” en Irán.

Musavi ha calificado la resolución de “irrealista”, recordando que el principal promotor de esa disposición, es decir EE.UU., “al ejercer el terrorismo económico contra el pueblo iraní, ha estado violando uno de los principales derechos de más de 83 millones de iraníes, especialmente, mujeres, niños, ancianos y enfermos”, ha repudiado.

LEER MÁS: Irán denuncia impacto de sanciones de EEUU en enfermos con cáncer

Los gobiernos que tienen tras de sí un largo historial de violaciones sistemáticas de los derechos humanos, y sus injerencias en asuntos internos de otros países y han dejado amargas y dolientes experiencias en la mente de muchos pueblos (…) no están acreditados a dar consejos sobre los DD.HH. a la nación y el Gobierno de Irán”, asevera el portavoz de la Cancillería iraní, Seyed Abás Musavi.

 

Para la República Islámica, ha proseguido, respetar los derechos humanos es una “obligación legal y religiosa”, que está en línea con los beneficios nacionales y de seguridad del país.

El Gobierno de Teherán ha condenado en reiteradas veces el uso político del tema de los derechos humanos por EE.UU. y sus aliados occidentales como un arma de ataque contra los Estados independientes.

LEER MÁS: Irán denuncia silencio de ONU ante racismo e islamofobia de EEUU

En esta misma línea, la República Islámica ha demandado en múltiples ocasiones ante el Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) poner fin a la hipocresía, la distinción y los dobles raseros aplicados por algunas potencias occidentales en tema de derechos humanos, y ha invitado a todos a iniciar un diálogo integral para fortalecer dicha cuestión.

mnz/lvs/mjs