• El ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami, ofrece discurso en Bandar Abás, 28 de mayo de 2020. (Foto: Tasnim)
Publicada: jueves, 28 de mayo de 2020 5:09
Actualizada: jueves, 28 de mayo de 2020 19:41

El ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami, destaca que la República Islámica seguirá produciendo equipos militares pese a las presiones.

En conformidad con la orden del Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, la República Islámica seguirá aumentando su poderío militar, particularmente de la Fuerza Naval, ha dicho el ministro persa en un discurso pronunciado este jueves en la ceremonia de la incorporación de 112 buques de diferentes clases a la Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, en el puerto sureño de Bandar Abás.

De acuerdo con Hatami, más del 80 % del equipo utilizado en dichos buques es de fabricación nacional y de capacidad avanzada en el campo del combate naval, incluyendo inteligencia, tecnología de baja detectabilidad, alta movilidad y alta velocidad.

“Seguramente en el año del ‘Salto de la Producción’ (…) aumentaremos la presencia en las aguas libres diseñando, fabricando y produciendo todo tipo de buques de superficie y submarinos. En general, veremos un aumento en la producción en diversas áreas de combate terrestre, naval, aéreo, electrónico y aeroespacial”, ha indicado.

Por otro lado, se ha referido a las importantes vías fluviales en el país persa subrayando que, con 5000 kilómetros fronteras acuáticas, numerosas reservas marinas y destacadas reservas de petróleo y gas en los mares, “Irán siempre ha sido y será el foco de atención de las potencias”.

 

Asimismo ha hecho alusión a la importancia geopolítica del Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz en el mundo, pues la República Islámica presta mucha atención a suministrar la seguridad de esta región.

“Incluso las decisiones estratégicas de la política exterior (de Irán) siempre se toman y se elaboran considerando la importancia de esta zona”, ha recalcado para luego hacer alusión a las maniobras militares conjuntas realizadas por Irán, Rusia y China a finales del diciembre pasado en el norte del océano Índico, el lugar de la intersección de tres estrechos claves.

Conforme ha explicado Hatami, más de la mitad del comercio mundial se realiza vía estos tres estrechos: Bab el-Mandeb, Malaca y Ormuz, que se consideran como un “triángulo dorado”.

“La cuestión de mantener la seguridad de estos tres estrechos es uno de los asuntos internacionales más importantes (…) pues las potencias mundiales están tratando de dominar la seguridad de estos estrechos, y eso ha creado una gran confrontación entre las potencias”, ha agregado.

El titular de Defensa de Irán asimismo ha denunciado que, mientras Irán es responsable de mantener la seguridad del estrecho de Ormuz, algunos gobiernos transregionales intentan crear inseguridad en esta zona durante décadas.

En este contexto, refiriéndose a los actos de EE.UU. para desestabilizar el Golfo Pérsico y el estrecho de Ormuz con la intención de dominar la zona, ha señalado que el año pasado Washington intentó crear una coalición militar contra Irán en esta región y poner en peligro la seguridad de esta vía fluvial internacional.

ftn/ncl/nsr/hnb