• Soldados norcoreanos durante un desfile militar. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 22 de marzo de 2021 7:35

Corea del Norte innova su poderío militar con una red de túneles subterráneos en la Zona Desmilitarizada para neutralizar posible invasión desde el Sur por EE.UU.

Corea del Norte ha ingeniado una red de túneles secretos, en forma de laberinto, construida a lo largo de la línea fronteriza con su vecino del Sur para facilitar a sus fuerzas de operaciones especiales poder infiltrarse en el territorio surcoreano, en caso de que se produzca un hipotético ataque militar en su contra por parte de EE.UU. y Corea del Sur, según un artículo publicado el domingo en la revista estadounidense The National Interest.

Frente a la perspectiva de que surja una gran batalla terrestre en la península de Corea, cuya posibilidad ha aumentado en los últimos meses, los estrategas e ingenieros militares del Ejército de EE.UU. han acelerado el avance de las tecnologías de redes de comunicación, destinadas al uso del personal que opera bajo superficie en los complejos de túneles y en entornos urbanos de alta densidad.

Hay muchas facetas de una posible invasión norcoreana de Corea del Sur. Los misiles convencionales y la artillería representarían una amenaza sustancial para las áreas pobladas al sur de la Zona Desmilitarizada (DMZ, por sus siglas en inglés), que divide a las dos Coreas.

 

Empero, subraya, cualquier tipo de incursión terrestre, con o sin el bombardeo anticipado de misiles convencionales, traería amenazas similares, además de que un conflicto terrestre mecanizado sin duda requeriría una amplia gama de tácticas, a saber, grandes formaciones de vehículos blindados, armamento guiado con precisión de largo alcance, maniobras de armas combinadas y coordinación aire-tierra, entre otros.

En reiteradas ocasiones, Pyongyang ha mostrado su total rechazo a las “provocaciones” de EE.UU. y Corea del Sur, entre ella sus ejercicios militares conjuntos, puesto que los considera como un preludio a una invasión terrestre, ante los cuales se reserva el derecho de fortalecer su poderío defensivo.

Conforme resaltan varios expertos, hoy en día, las capacidades defensivas de Corea del Norte son mayores de las que muchos puedan imaginar. Las unidades antiaéreas norcoreanas han sido colocadas en “refugios subterráneos, por lo que no resulta fácil destruirlas”. A esto se suman armas nucleares, con las que “impactará bases aéreas de Estados Unidos y Corea del Sur” en un eventual conflicto bélico.

krd/ctl/fmk