• Un miembro de la delegación de las FARC en los diálogos de paz, Joaquín Gómez.
Publicada: domingo, 22 de noviembre de 2015 2:43

Las FARC advirtieron que no dejarán las armas ni firmarán ningún acuerdo de paz con el Gobierno colombiano a no ser que los grupos paramilitares sean eliminados.

Un miembro de la delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en los diálogos de paz, Joaquín Gómez, calificó el sábado de imposible la firma de ese acuerdo sin disolver el paramilitarismo, lo que se ha reactivado “de manera increíble” en el país latinoamericano, aseveró.

El terrorismo de Estado, o como lo queramos llamar, en el  pos-conflicto, se ensañará asesinando, no ya solamente a líderes sociales y populares como lo está haciendo hasta ahora, sino también a excombatientes de las FARC, comenzando por sus líderes, añadió un miembro de la delegación de las FARC, Joaquín Gómez.

Además expresó su preocupación de que el paramilitarismo pueda atacar a los miembros de las FARC desarmados en la etapa de postconflicto.

El terrorismo de Estado, o como lo queramos llamar, en el  pos-conflicto, se ensañará asesinando, no ya solamente a líderes sociales y populares como lo está haciendo hasta ahora, sino también a excombatientes de las FARC, comenzando por sus líderes”, añadió Gómez.

La  guerrilla tiene “datos concretos de la presencia masiva de paramilitares” en 12  de los 32 departamentos de Colombia, señaló.

Paramilitares colombianos.

 

Por otra parte, recordó que el pasado 23 de septiembre, cuando el máximo jefe de las FARC, Timoleón Jiménez, alias 'Timochenko', se comprometió con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a sellar la paz en un plazo máximo de seis meses, había quedado claro que eso sería posible “siempre y cuando hubiera voluntad política”.

Las FARC también habían anunciado anteriormente que el flagelo del paramilitarismo, entre otros, son los obstáculos para lograr la paz.

La guerrilla y el Gobierno de Bogotá reanudaron los diálogos de paz en La Habana, capital de Cuba, a fin de abordar la reparación a las víctimas de la violencia y el fin del conflicto armado, una vez pactado el 18 de octubre el asunto de la búsqueda de los desaparecidos.

Mesa de diálogos de paz entre el Gobierno de Bogotá y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana (Cuba).

 

Este proceso se encuentra en una etapa crucial después de que uno de los temas principales de la agenda se resolviera el 23 de septiembre, como lo explicado.

Las FARC denuncian que las continuas operaciones del Ejército en zonas bajo control de los subversivos ponen en peligro el avance del proceso de paz que sigue el Gobierno colombiano desde noviembre de 2012.

El Gobierno de Bogotá y las FARC adelantan diálogos para acabar con un conflicto armado de más de medio siglo. En movimientos más recientes en esta vía, el pasado 28 de octubre, el jefe del Ejecutivo colombiano propuso declarar una tregua bilateral a partir del próximo 1 de enero, y las FARC sugirieron adelantarla al próximo 16 de diciembre.

haj/ktg/nal

Comentarios