• Colombianos realizan una protesta, pidiendo la encarcelación del expresidente Álvaro Uribe, 8 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 5 de septiembre de 2020 13:12

La Fiscalía de Colombia rechazó la petición de libertad para el expresidente Álvaro Uribe, que se encuentra en detención domiciliaria por soborno y fraude procesal.

El fiscal a cargo de la investigación rechazó la solicitud de libertad presentada por la defensa técnica del exsenador Álvaro Uribe Vélez, porque ese tipo de peticiones solamente deben ser conocidas y decididas en audiencias preliminares por un juez de control de garantías”, explicó la Fiscalía General a través de un comunicado emitido el viernes.

De acuerdo con el documento, el proceso del expresidente Uribe está desde el jueves en manos del fiscal especial Gabriel Jaimes Durán, después de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) asignara el caso a la Fiscalía General de la Nación.

El fiscal Jaimes Durán explicó al respecto que había decidido negar la petición, porque el caso de Uribe se procesa desde el nuevo sistema penal, y les corresponde a los jueces y no a los fiscales tomar ese tipo de decisiones.

“La complejidad de la investigación y la dispendiosa documentación del expediente, exigirá que en los próximos días se haga un estudio del caso para definir un método de tránsito entre los dos sistemas procesales”, agrega el comunicado.

 

El exmandatario (2002-2010) se encuentra bajo detención domiciliaria en su finca ‘El Ubérrimo’ desde el pasado 4 de agosto, después que la Sala de Instrucción de la CSJ determinara que podía obstruir a la justicia dentro del proceso penal que se adelanta en su contra por presunto fraude procesal y soborno en actuación penal.

Uribe es el primer exmandatario detenido en Colombia. El político es conocido por su mano dura contra los grupos insurgentes, pero también por múltiples escándalos de corrupción y de violaciones de derechos humanos.

Iván Cepeda, contradictor de Uribe y víctima dentro del proceso, ha denunciado una “operación de amenazas, presiones, seguimientos y hostigamientos, de Uribe y sus seguidores” en su contra y contra los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

mnz/hnb/nii/