• --
Publicada: jueves, 3 de julio de 2014 4:00
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 10:16

Más del 65 % de las reservas pesqueras del mundo están plenamente explotadas o sobreexplotadas, informó el miércoles la Organización para la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas, (FAO, por sus siglas en inglés). La FAO estima que, para el 2050, los días de la pesca silvestre habrán llegado a su fin, por lo que, a modo de alternativa, ofrece medidas tecnológicas como la acuicultura sostenible para explotar los océanos, con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria. Según los cálculos de la organización, la pesca tiene que duplicarse para cubrir las necesidades de la creciente población humana que, sin esta cantidad, se enfrentará a escaseces críticas para la disponibilidad de proteínas de origen animal y de pesca. "En lo que se refiere a tierras de cultivo o cría de ganado, no hay mucho más que podamos hacer, pero necesitamos empezar a mirar hacia los océanos que tienen tanto que ofrecer; la acuicultura es el futuro", asegura la Asociación Internacional de Profesionales del Marisco. La alternativa que ofrece esta asociación para enfrentar la inminente crisis alimentaria, según los expertos, es construir "granjas de peces", donde estos animales nacen, se alimentan y son recolectados de forma controlada. La asociación insiste también en la necesidad de granjas de peces concentradas en los que se alimentan de forma autónoma y los que tienen el proceso de crianza más barato y corto para poder responder a la demanda mundial. Otra medida ofrecida es mejorar las condiciones del sistema oceanográfico y biológico marino para producir alimento para peces, así como construir arrecifes artificiales en el mar para que las larvas de las especies que necesitan un lugar adecuado para formarse, tengan su espacio. ymc/ybm/msf