• Hallan en Argentina restos de un dinosaurio con patas semejantes a un raptor y alas en la parte superior de su cuerpo.
Publicada: domingo, 7 de junio de 2020 2:29

El hallazgo de fósiles de un dinosaurio con patas semejantes a un raptor y alas en la parte superior de su cuerpo, puede revelar datos sobre la evolución de aves.

Un equipo de paleontólogos argentinos descubrió la nueva especie de dinosaurio de hace unos 90 millones de años, en la provincia de Río Negro (en la Patagonia), informó el Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia (MACN).  

“Este animal resultó pertenecer a un nuevo grupo de dinosaurios del hemisferio sur; seguramente era rápido, ágil y, como todos sus parientes, sería carnívoro. Si bien no conocemos demasiado de este animal, esperamos regresar a este yacimiento al noroeste de Río Negro para encontrar más restos de esta especie y así dilucidar más aspectos sobre la vida de estos pequeños dinosaurios”, aseveró Matías Motta, científico de dicho museo argentino.

Se trata de una nueva especie de dinosaurio pequeño y ágil que no superaba el metro y medio de longitud y de 90 millones de años de antigüedad que tenía patas alargadas y semejantes a un raptor (que significa que “era un veloz corredor”) y alas en la parte superior de su cuerpo, lo que “arroja claves para esclarecer el origen evolutivo de las aves”.

Los restos de una nueva especie de dinosaurio, llamada “Overoraptor chimentoi”, encontrados en la Patagonia (Argentina).

 

Si bien no podía volar, este dinosaurio podía efectuar movimientos semejantes a los que realizan las aves modernas durante el vuelo y habría usado las alas para equilibrarse en los momentos en que corría, por ejemplo, para atacar a sus presas.

Según un reciente estudio, publicado en la revista The Science of Nature, los restos de esa especie, llamada 'Overoraptor chimentoi', fueron encontrados durante dos campañas en el 2013, cuando hallaron una pequeña garra afilada de una pata, y en el 2018, al recuperar “más materiales del esqueleto como vértebras, partes de las cinturas escapular y pélvica y huesos del ala y de las patas”.

“Nuestra hipótesis es que en el caso del Overoraptor, la capacidad de plegar automáticamente las alas debe haber tenido una función distinta a la que cumple en las aves voladoras, dado que se trata de un animal corredor”, subraya Motta.

Hasta el hallazgo de esta nueva especie, todos los dinosaurios carnívoros que se conocían de la Patagonia con aspecto de aves pertenecían al grupo de los unenlágidos, los cuales eran ágiles y caminaban en las patas traseras. Estas especies, tenían una garra recurvada en el dedo índice del pie, puntiaguda, de pequeño tamaño, que seguramente era de ayuda para estos carnívoros al momento de atrapar a sus presas.

El nombre Overaptor chimentoi alude al patrón de color overo, con manchas oscuras, con el cual sus fósiles han sido preservados, y hace referencia al paleontólogo Nicolás Chimento que efectuó su hallazgo inicial en 2013.

mrp/ncl/rba