• El portavoz de la Cancillería de China, Wang Wenbin, habla con la prensa, 26 de abril de 2020.
Publicada: jueves, 3 de junio de 2021 23:14

China asevera que Estados Unidos, como la parte que abandonó el acuerdo nuclear de 2015, debe levantar todas las sanciones unilaterales contra Irán.

El portavoz de la Cancillería china, Wang Wenbin, ha remarcado que la clave para lograr avances en los diálogos sobre el pacto nuclear es tener una perspectiva correcta sobre lo que es correcto e incorrecto.

El vocero chino ha hecho estas declaraciones este jueves en su rueda de prensa diaria al comentar el proceso de las conversaciones en desarrollo en Viena entre Irán, la troika europea —es decir el Reino Unido, Francia y Alemania—, Rusia y China para el retorno de EE.UU. al pacto nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

El principal problema de la crisis nuclear iraní es la retirada unilateral de Estados Unidos del JCPOA y la aplicación de la máxima presión sobre Irán. Estados Unidos debe levantar todas las sanciones unilaterales contra Irán y terceros, e Irán debe volver a cumplir plenamente su parte del acuerdo”, ha argumentado.

El diplomático chino ha afirmado que, hasta el momento, se ha logrado un progreso significativo en las negociaciones en curso sobre la continuación de los compromisos asumidos en virtud del acuerdo, y las partes involucradas han expresado su voluntad política de llegar a un consenso.

 

Sin embargo, ha apostillado Wenbin, todavía existen diferencias que deben resolverse mediante intensas negociaciones. Al respecto, ha señalado que China espera que las partes implicadas superen los obstáculos, actúen con mayor urgencia, tomen decisiones políticas sólidas lo antes posible y trabajen para resolver los problemas restantes de una manera flexible y pragmática.

El miércoles, el vicecanciller y jefe negociador de Irán, Seyed Abás Araqchi, después de la reunión de la Comisión Conjunta del acuerdo nuclear de Irán, declaró que la próxima ronda de diálogos en Viena (capital de Austria) puede ser la última, y EE.UU. debe tomar decisiones difíciles ajustándose a las posiciones de Irán.

Asimismo, informó que los representantes regresarán a sus respectivos países a fin de celebrar consultas para llegar a una mejor conclusión en los temas que aún revisten cierta controversia.

Tras la salida unilateral de EE.UU. del convenio en 2018, Teherán esperó un año para que las contrapartes tomasen las medidas necesarias en ese sentido, pero, ante la pasividad de los europeos, empezó a reducir gradualmente sus compromisos nucleares en virtud de los artículos 26 y 36 del pacto.

No obstante, las autoridades iraníes han dejado claro que, si EE.UU. levanta todas las sanciones, la República Islámica volverá a cumplir sus obligaciones.

msm/ncl/mkh