• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.
Publicada: jueves, 21 de mayo de 2020 10:19
Actualizada: viernes, 22 de mayo de 2020 8:50

China afirma que el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, “está chantajeando” al Gobierno de Hong Kong con la denominada Ley de Democracia en Hong Kong.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha señalado este jueves que las recientes acciones de EE.UU. respecto a Hong Kong equivalen a una “injerencia flagrante” en los asuntos internos del país asiático, así como una grave violación de las normas internacionales.

En un comunicado, “el representante oficial del Ministerio de Exteriores de China en Hong Kong condena y expresa su firme protesta por las acusaciones de presión infundada hechas por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y otros funcionarios contra el Gobierno central y la administración de la zona administrativa especial”. 

Pompeo reclamó el miércoles que Washington dudaba de que Hong Kong tuviera suficiente autonomía respecto a Pekín, un requisito necesario para los tratamientos especiales que la ciudad recibe bajo la mencionada Ley de Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong, promulgada el pasado noviembre por el Congreso de EE.UU.

China ha afirmado que tales medidas del secretario de Estado estadounidense no pueden “asustar al pueblo chino” y remarca que Pekín “salvaguardará sus intereses de soberanía, seguridad y desarrollo”.

 

Asimismo, ha calificado de irresponsables” las declaraciones de Pompeo, al aseverar que el Gobierno central y la administración de Hong Kong hacen lo posible para acabar con la pandemia de coronavirus y restablecer la economía, mientras que los funcionarios estadounidenses tratan sin éxito de justificar los actos ilegales de los participantes de las protestas antichinas.

La Ley de Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong reafirma el apoyo de EE.UU. a esa región administrativa especial china tras meses de protestas antigubernamentales y contempla la posibilidad de sanciones contra funcionarios chinos en caso de que se produzcan violaciones de los derechos humanos. Además, la medida obliga a la Administración de EE.UU. a presentar un informe anual a los legisladores sobre el nivel de la autonomía de la región y respecto a cualquier acción del Gobierno chino para limitarla.

nkh/mjs/ncl/mkh