• Vídeo: China prueba sus cazas Su-35 rusos de cuarta generación
Publicada: lunes, 10 de diciembre de 2018 7:45
Actualizada: lunes, 10 de diciembre de 2018 10:49

El Ejército Popular de Liberación de China pone a prueba en maniobras aéreas de combate los nuevos cazas rusos Su-35 de cuarta generación.

En un vídeo difundido el domingo por la Televisión Central de China (CCTV) se ve cómo los pilotos chinos despegan desde un aeródromo nacional para mostrar sus habilidades y la capacidad de los bombarderos rusos.

Las aeronaves pertenecen a la sexta brigada de aviación de la Fuerza Aérea del Ejército chino. El tercer y último lote de este tipo de cazas de cuarta generación le fue entregado al Ejército chino en noviembre, en la ciudad rusa de Komsomolsk del Amur, como parte del contrato suscrito en 2015 entre China y Rusia para el suministro de 24 cazas polivalentes Su-35 por un valor de 2500 millones de dólares. El primer lote fue enviado a finales de 2016 y el segundo, en diciembre de 2017.

La entrada en servicio de los primeros Su-35 en la Fuerza Aérea de China aumenta significativamente la capacidad de la aviación del país asiático, en particular el peligro proviene de los nuevos misiles aire-aire chinos PL-15 que puede portar el caza ruso.

 

El portal norteamericano The National Interest abordó este tema en un informe publicado en septiembre y lo catalogó de “la peor pesadilla de Estados Unidos”, ya que si el Su-35 está armado con misiles aire-aire de largo alcance podría utilizarse para atacar aviones-cisterna de reabastecimiento de combustible y sería capaz de realizar operaciones aéreas sobre vastas zonas del océano Pacífico. 

En los últimos años, Rusia ha retomado la venta de tecnología militar avanzada a China, ya que la geopolítica y la economía han tenido más peso que sus preocupaciones sobre la presunta clonación china de armas rusas y la reproducción de estas armas mediante técnicas de ingeniería inversa.

EE.UU. impuso en septiembre sanciones contra el Departamento de Desarrollo de Equipos (EDD, por sus siglas en inglés) de China por la compra de 10 aviones de combate Su-35 en 2017 y del sistemas de misiles antiaéreos S-400 en 2018. La medida estadounidense provocó la ira de Pekín.

msm/mjs/nii/

Comentarios