• El avión furtivo chino J-20
Publicada: miércoles, 8 de julio de 2015 16:08
Actualizada: domingo, 4 de diciembre de 2016 13:41

Pekín declara que necesita desarrollar un bombardero estratégico de largo alcance que sea capaz de atacar a los enemigos en caso de un supuesto conflicto.

Durante una reunión mantenida el martes, los funcionarios de Defensa de China instaron a la Fuerza Aérea del país a priorizar el desarrollo de un bombardero estratégico de largo alcance- un avión que pueda transportar más de 10 toneladas de misiles aire-tierra y que pueda volar al menos 5000 millas (8046.72 kilómetros) sin repostar.

Asimismo afirmaron que un bombardero estratégico de largo alcance permitiría lanzar ataques hasta el océano Pacífico, que se considera la "segunda cadena de islas".

De acuerdo con la agencia francesa de noticias AFP, los estrategas militares chinos identifican dos cadenas de islas como parte de una base geográfica para el perímetro defensivo marítimo de China.

Mientras que los límites precisos de estas cadenas no se han definido oficialmente, la "primera cadena" se refiere al arco que se extiende desde Japón a Taiwán, que incluye numerosas bases militares estadounidenses en la isla nipona de Okinawa, en el sur.

El segundo se refiere a la cadena de islas que está más al oriente, en el Pacífico, incluyendo las islas Marianas del norte, ubicadas en el Pacífico Norte; las islas Carolinas, situadas al oeste del océano y el territorio estadounidense en la isla de Guam.

La capacidad de atacar la segunda cadena de islas evitaría la intervención de fuerzas extranjeras en caso de que haya un conflicto, destacaron los funcionarios chinos.

En este mismo contexto, el pasado mes de junio, la revista Aerospace Knowledge anunció que China necesita un bombardero furtivo estratégico ya que “un atacante de mediano alcance no puede esencialmente arreglar las deficiencias de la fuerza aérea del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China, en términos de la disuasión estratégica”.

Mientras tanto, en la misma jornada de ayer martes, fuentes locales chinas anunciaron que el gigante asiático desarrolló un nuevo avión de patrulla antisubmarina, que es capaz de volar 6000 kilometros y permanecer en el aire durante más de ocho horas.

Aviones de partulla antisubmarinas.

 

Cabe recordar que China realizó el pasado viernes una maniobra marítima a gran escala con simulacro de combate real con un presunto enemigo en el mar Amarrillo, en el este del país, cerca del océano Pacífico.

Pekín está construyendo islas artificiales en el mar de China Meridional, una extensión del océano Pacífico que disputan varios países, entre ellos Filipinas, Vietnam, Malasia y Brunéi, y defiende esa medida, al argumentar que estas edificaciones están sobre su propio territorio.

Washington, no obstante, alega que estas islas artificiales están dentro de aguas internacionales y no las reconoce como parte de la soberanía territorial de China.

Por ello, China y Rusia, con el objetivo de contrarrestar la influencia de EE.UU. en la región, han aumentado recientemente su cooperación bilateral, con diversos acuerdos energéticos y económicos.

El pasado 2 de julio, el jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., Martin Dempsey, arremetió contra Rusia y China, al considerarlas una amenaza a los intereses de la “seguridad” de Washington.

fdd/ybm/hnb

Comentarios