• Intervención papal hace caer a pederastas de la Iglesia chilena
Publicada: miércoles, 13 de junio de 2018 8:47

Este martes llegó a Chile por segunda vez la delegación papal que seguiría a la caza de los obispos abusadores.

Las comunidades cristianas valoran el avance, pero esperan una intervención mayor que alcance a la jerarquía eclesial.

El Papa Francisco está empecinado en detener la fuga de creyentes, y es por eso que envió a una delegación especial para investigar los casos de abuso al interior de la Iglesia Católica.

El primer informe de 2300 páginas del obispo de Malta Charles Scicluna ya arrojó sus primeras consecuencias: tres obispos defenestrados. Esta segunda visita a Chile, viene a recoger más testimonios de abusados que deciden romper el silencio.

El Papa Francisco visitó Chile a comienzos de 2018, aunque sin el éxito esperado. La presión de los creyentes lo obligó a investigar los casos de abuso y encubrimiento que pesan sobre los obispos chilenos.

Las comunidades cristianas y de laicos, esperan una intervención profunda en la conservadora jerarquía eclesial.

La batalla pendiente se dará entre el poder eclesial y el secular, que busca llevar a los culpables ante la justicia civil.

La tarea urgente es recuperar la credibilidad de la Iglesia. Muchos intereses económicos dependen de los fieles.

Leonel Retamal, Santiago

akm/msf

Commentarios