• El canciller catarí, Mohamad bin Abdulrahman Al Thani, y su par turco, Mevlut Cavusoglu, en una rueda de prensa en Ankara, 14 de julio de 2017.
Publicada: viernes, 14 de julio de 2017 18:08
Actualizada: sábado, 15 de julio de 2017 17:39

Los cancilleres de Catar y Turquía han insistido este viernes al unísono en la continuación del funcionamiento de la base turca en el suelo catarí.

“La base militar de Turquía en Catar se estableció sobre la base de un acuerdo oficial entre Ankara y Doha y mientras que el pacto siga estando en vigor, otros países no están autorizados a negociar o denunciarlo”, ha dicho el canciller turco, Mevlut Cavusoglu.

En una conferencia de prensa conjunta en Ankara, el jefe de la Diplomacia catarí, Mohamad bin Abdulrahman Al Thani, ha dejado claro que las partes han acordado seguir sus planes al respecto.

Mohamad bin Abdulrahman Al Thani ha detallado que durante la reunión con su par turco, las partes además de hablar sobre la base turca, han abordado la crisis diplomática entre Catar y algunos países árabes, iniciada el pasado 5 de junio.

Ante los periodistas, el ministro catarí de Asuntos Exteriores ha aprovechado el momento para reprochar las sanciones impuestas contra su país, y ha hecho hincapié en que estas violan las leyes internacionales.

La base militar de Turquía en Catar se estableció sobre la base de un acuerdo oficial entre Ankara y Doha y mientras que el pacto siga estando en vigor, otros países no están autorizados a negociar o denunciarlo”, enfatiza el canciller turco, Mevlut Cavusoglu.

 

A cambio, ha añadido, Ankara mostró desde el principio su apoyo a Doha y no se rindió ante las presiones de los países árabes, por lo que dio las gracias al Gobierno de Turquía y ha informado que mañana sábado se reunirá con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

A continuación, el máximo diplomático catarí ha declarado que los bloqueos impuestos por tres países ribereños del Golfo Pérsico —Arabia Saudí, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU)— y Egipto contra Catar están basados en acusaciones “infundadas e ilegítimas”.

En este sentido, Cavusoglu tras afirmar que su país seguirá esforzándose para acabar con la crisis del Golfo Pérsico a través de las vías pacíficas y diálogos, ha dejado claro que Ankara no acepta de ninguna manera la imposición de embargos contra Catar.

Riad insiste en su postura anticatarí y carga contra Turquía por su cooperación con Doha, pero Ankara defiende que la creación y función de la base es parte del acuerdo de seguridad bilateral con Catar, enojando así a las autoridades saudíes.

zss/ktg/alg/rba