• El presidente de Bolivia, Evo Morales, durante un acto en la Academia Nacional de Policías, 28 de enero de 2019. (Foto: ABI)
Publicada: miércoles, 30 de enero de 2019 17:52
Actualizada: miércoles, 30 de enero de 2019 19:22

Bolivia advierte de la amenaza que representa para toda América Latina la campaña de EE.UU. contra Venezuela, donde quiere crear otro Irak y otra Libia.

“Las amenazas de EE.UU. contra Venezuela son amenazas a la convivencia pacífica en América Latina. Quieren provocar enfrentamiento entre hermanos con guerra y violencia. El imperio quiere que Venezuela quede devastada y empobrecida como quedaron Irak y Libia”, ha tuiteado este miércoles el presidente de Bolivia, Evo Morales.

El mandatario ha vuelto a expresar su rechazo a “cualquier intento de intervención” en Venezuela y ha llamado a “nuevamente construir una identidad sudamericana en materia de defensa” para defender América Latina, que “es una región de paz”.

“Debemos promover la resolución pacífica de conflictos y una cultura de paz en el continente y el mundo”, ha subrayado Morales.

Al fracasar los esfuerzos en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para “justificar una intervención militar que le permita (a Estados Unidos) adueñarse del petróleo de Venezuela”, Washington “arbitrariamente confisca el dinero del pueblo venezolano para financiar el golpe”, ha denunciado el jefe de Estado.

Las amenazas de EE.UU. contra Venezuela son amenazas a la convivencia pacífica en América Latina. Quieren provocar enfrentamiento entre hermanos con guerra y violencia. El imperio quiere que Venezuela quede devastada y empobrecida como quedaron Irak y Libia”, ha tuiteado el presidente de Bolivia, Evo Morales.

 

“EE.UU. atenta contra la paz y derecho de los pueblos a disponer de sus recursos naturales”, ha hecho notar también el mandatario.

Venezuela está viviendo jornadas de gran turbulencia desde la autoproclamación como presidente interino respaldada por EE.UU. de Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) de la República Bolivariana (en desacato desde 2016), pese a que el presidente del país elegido legalmente en las urnas, Nicolás Maduro, comenzó su segundo mandato el pasado 10 de enero.

Según ha revelado la agencia estadounidense de noticias The Associated Press (AP), Guaidó preparó el intento de golpe de Estado en Venezuela en viajes secretos a EE.UU., Colombia y Brasil, y cuenta con el apoyo personal del presidente estadounidense, Donald Trump.

Países como Bolivia, Cuba, México, Turquía, Rusia, Irán, China y Siria han anunciado su pleno respaldo a Venezuela frente a la intentona golpista. El sábado, en una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), Moscú y Pekín bloquearon un proyecto de declaración de Washington sobre Venezuela que favorecía a Guaidó.

tmv/mla/nlr/hnb

Comentarios