• El presidente de Bolivia, Evo Morales, Cochabamba, 13 de febrero de 2018.
Publicada: miércoles, 14 de febrero de 2018 14:15
Actualizada: jueves, 15 de febrero de 2018 3:14

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha deplorado este miércoles la injerencia del llamado Grupo de Lima en torno a la situación que vive Venezuela y rechaza que los países integrantes de esta unión ‘se presten a plan golpista’ del Gobierno de Estados Unidos.

“Rechazamos que países de la región se presten a plan golpista de EE.UU.”, se ha pronunciado Morales en su cuenta de Twitter en referencia a la Declaración del Grupo de Lima suscrita por cancilleres y representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

En la víspera, dicha unión señaló el martes su rechazo a la convocatoria de elecciones presidenciales en Venezuela y declaró que la presencia del presidente venezolano, Nicolás Maduro, no será “bienvenida” en la próxima Cumbre de las Américas, pese a la invitación que envió el mandatario peruano, Pedro Pablo Kuczynski, a la delegación venezolana. 

Ante esto, Morales ha asegurado que por orden del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, “el Grupo de Lima, con 12 de 36 países, que forman la Cumbre de las Américas, viola el principio de no intervención y atenta contra Venezuela al cancelar invitación al hermano presidente Maduro”.

Rechazamos que países de la región, (en referencia al Grupo de Lima) se presten a plan golpista de EE.UU. (para atacar Venezuela)”, escribe el presidente de Bolivia, Evo Morales. 

 

Horas antes, el mandatario andino había pedido una reunión urgente de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) argumentando que “Sudamérica tiene la obligación de defender a Venezuela” ante una posible intervención militar por parte de EE.UU.

El mandatario boliviano declaró haber contactado con “autoridades importantes” de Venezuela quienes le comentaron que están “preparados”. “Toda nuestra solidaridad frente a la amenaza militar”, aseveró, tras denunciar la presencia de “bases militares para intimidar a Venezuela desde la frontera con Colombia”.

Evo Morales cuestiona de forma recurrente la presencia militar de Estados Unidos en Sudamérica, al considerar que su colaboración en la lucha contra el narcotráfico es un pretexto para un intervencionismo estadounidense en la región.

lvs/rha/tqi/mkh

Commentarios