• Morales exige a los países desarrollados pagar su deuda climática
Publicada: martes, 12 de diciembre de 2017 23:15
Actualizada: miércoles, 13 de diciembre de 2017 6:37

Bolivia asegura que ‘se gasta más en la guerra’ que en luchar contra el cambio climático, e insta a los países desarrollados a pagar la deuda climática.

En el marco de la cumbre climática que se realiza en Francia, el presidente de Bolivia, Evo Morales, cuestionó el martes la intención de privatizar el manejo de los recursos económicos que se vayan a destinar a la lucha contra los efectos del cambio climático, y planteó que estos sean manejados por los Estados.

Morales, invitado por el presidente francés, Emmanuel Macron, para participar en la Cumbre del Clima contra el Cambio Climático, expresó su preocupación por los problemas ambientales que se han profundizado durante los últimos años. En ese sentido, presentó una declaratoria de 10 puntos que refleja la posición boliviana frente a este problema global.

Dichos puntos contemplan, como aspectos más importantes, el reconocimiento y respeto de los derechos de la Madre Tierra, la creación de un tribunal de justicia climática con carácter vinculante para procesar a los responsables de los daños al medioambiente, y el reconocimiento y posterior pago de la deuda climática histórica de los países industrializados, pues la mayor responsabilidad recae sobre ellos.

El mandatario indígena señaló que los países desarrollados tienen el compromiso de hacer una contribución anual de 100 000 millones de dólares para el denominado financiamiento climático. 

En dos años solo se ha asignado la décima parte de ese monto y vemos con mucha preocupación que se pretenda transferir estas responsabilidades al sector privado, ese es un gravísimo error histórico; la privatización de esta responsabilidad traerá consecuencias irreversibles”, advirtió el presidente de Bolivia, Evo Morales.

 

“En dos años solo se ha asignado la décima parte de ese monto y vemos con mucha preocupación que se pretenda transferir estas responsabilidades al sector privado, ese es un gravísimo error histórico; la privatización de esta responsabilidad traerá consecuencias irreversibles”, advirtió, ya que para el líder socialista el capitalismo es el problema y no la solución al cambio climático.

Morales puso como ejemplo el gasto militar de Estados Unidos, principal contaminador del planeta, cuyo Gobierno decidió abandonar el Acuerdo de París.

EE.UU. abandona el Acuerdo de París, desprecia a la comunidad internacional, su prioridad es la guerra, las intervenciones. Su gasto militar para 2018 llegará a cerca de 700 000 millones de dólares”, apuntó.

Evo Morales participa, junto a otros jefes de Estado y personalidades en la cita internacional, a dos años de la Cumbre de París, cuyo objetivo es luchar a nivel mundial contra el calentamiento global. En esta ocasión se trabaja en cómo financiar las medidas necesarias, tras la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de excluir del pacto a su país.

lvs/hnb/nii/

Comentarios