• Vehículos militares transportan misiles balísticos intercontinentales DF-41, China, 1 de octubre de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 27 de noviembre de 2021 17:50
Actualizada: sábado, 27 de noviembre de 2021 19:02

La Defensa de Australia destaca el desarrollo rápido de la capacidad militar de China y advierte que todo el país está en la mira de los misiles chinos.

“Todas las principales ciudades de Australia, incluida Hobart (sur del país), están dentro de la gama de los misiles de China”, advirtió el viernes el ministro de Defensa australiano, Peter Dutton, a los medios de comunicación.

Aludiendo a los avances tecnológicos y militares del gigante asiático a nivel mundial, el titular dijo que Australia se encuentra en el epicentro de la “competencia estratégica global” causada por el ascenso de China como potencia mundial.

También, declaró que, en ausencia de una contrapresión, el Gobierno chino se convertirá en el único socio económico y de seguridad para las naciones del Indo-Pacífico, lo que, a su juicio, podría conducir a “una situación militar y económica peligrosa” para Australia, señaló.

También, declaró que las crecientes tensiones en las fronteras de China con La India y en el mar de China Oriental con Japón son dos grandes “preocupaciones” para Australia.

 

De acuerdo con Dutton, Pekín cuenta con 355 barcos y submarinos y “ha acumulado más de 2000 misiles balísticos de lanzamiento desde tierra y misiles de crucero con un alcance de hasta 5500 km”.

Asimismo alertó que, para 2030, se prevé que la Armada de China cuente con unos 460 buques. “Durante la próxima década, se prevé que las ojivas nucleares de China, estimadas en 200 el año pasado (2020), alcancen entre 700 y 1000”.

China acusa a Dutton de “avivar el conflicto”

En respuesta, un portavoz de la embajada de China en Australia aseveró que el discurso del ministro australiano “aviva el conflicto y la división” entre los dos países.

China ha avanzado en gran medida en los últimos años, y de muchas formas ahora presenta un desafío para ciertos países adversarios, con Estados Unidos a la cabeza, en varios dominios militares, de una manera que el país norteamericano y sus aliados como Australia están inquietos por el avance de capacidad de combate del gigante asiático, y siguen acusando a Pekín de desarrollar su potencia militar contra otros países.

Sin embargo, las autoridades chinas rechazan tales afirmaciones, y aseguran que sus equipamientos militares no se consideran amenaza hacia países terceros y que solo se utilizarán para defenderse en caso de que algún Estado ponga en peligro la soberanía nacional de Pekín.

mmo/tqi/hnb