• Vista general del Aeropuerto Internacional de Abu Dabi, 8 de diciembre de 2021. (Foto: Planet Labs PBC)
Publicada: viernes, 28 de enero de 2022 10:53

Los ataques de represalia del Ejército yemení, apoyado por el movimiento popular Ansarolá, han puesto en entredicho la seguridad de los Emiratos Árabes Unidos.

El pequeño país del Golfo Pérsico ha invertido miles de millones de dólares para promover su reputación como un refugio seguro lejos de los disturbios y la violencia; no obstante, los ataques de las fuerzas yemeníes contra los Emiratos asestaron un golpe a la política exterior agresiva de Abu Dabi, según indicó Al Khaleej Al Jadeed en un artículo publicado el jueves.

Es más, añade el informe, la venganza yemení también creó un gran agujero del tamaño de un misil balístico en los alegatos de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) de ser “la Suiza de Asia Occidental”.

Estos ataques no solo afectan a los gobernantes de los Emiratos Árabes Unidos, sino también a los delincuentes y militantes que creen que este país es un refugio seguro para los bienes robados y el blanqueo de capitales, agrega.

De hecho, alerta que los EAU, en particular la ciudad de Dubái, dependen de los trabajadores extranjeros y tráfico de turistas, por lo tanto, si Emiratos Árabes Unidos es fácilmente atacado por drones y misiles, reconsiderarán su presencia en el país.

Patriot de EEUU, ineficaz ante los misiles yemeníes

Por otro lado, Al Khaleej Al Jadeed hace alusión a los miles de millones de dólares que Abu Dabi ha invertido en el sistema de defensa aérea Patriot comprado a EE.UU. y cuestiona su eficacia.

La cuestión es que cómo los aviones no tripulados (drones) yemeníes, que se encuentran a miles de kilómetros de Emiratos Árabes Unidos, pudieron penetrar en este país árabe, añadió.

Los EAU han formado parte de la llamada coalición saudí que inició en marzo de 2015 una campaña bélica contra la nación yemení, que toma represalias llevando a cabo ataques en las profundidades de los países agresores.

Recientemente, el Ejército yemení ha llevado a cabo una operación a gran escala en el territorio emiratí y saudí en represalia por los ataques mortales en su contra. Dichos ataques han provocado una caída notable en el índice total de la Bolsa de Valores de Abu Dabi y Dubái.

ftn/fmk