• Las costas de Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos.
Publicada: sábado, 15 de enero de 2022 22:24

Los Emiratos Árabes Unidos (EAU) deben esperar una dura respuesta que afectará sus intereses en Yemen y lo profundo de su propio territorio, alerta un diario.

El diario yemení Al Masira, en un artículo publicado este sábado, ha aseverado que “los observadores confirman que la continuación de la escalada emiratí tendrá un gran impacto para Abu Dabi en forma de pérdidas materiales, humanas y económicas”.

De acuerdo con el texto, las pérdidas de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) no se limitarán al territorio yemení, sino que apuntarán a lo profundo del territorio emiratí y sus instalaciones petroleras.

“Las frágiles torres de vidrio son fáciles de alcanzar”, ha advertido el medio a los EAU, un miembro de la llamada coalición —liderada por Arabia Saudí y respaldada por EE.UU.— que inició en marzo de 2015 una guerra contra la nación yemení.

 

De hecho, las fuerzas yemeníes enfrentaron el viernes con cuatro misiles balísticos y un avión no tripulado (dron) un amplio avance de los mercenarios y miembros del grupo terrorista Daesh, respaldados por los EAU, hacia los distritos de Haraib en Marib y Al-Ain en Shabwa. La operación dejó decenas de muertos y heridos en las filas agresoras.

Ante tal situación, el portavoz del Ejército yemení, el teniente general Yahya Sari, dejó claro que las Fuerzas Armadas de Yemen están determinadas a defender a su nación y patria por todos los medios a su alcance.

Con su campaña bélica contra los yemeníes, los EAU y la alianza en general buscan llevar de vuelta al poder al gobierno del expresidente yemení Abd Rabuh Mansur Hadi y aplastar el movimiento de resistencia popular Ansarolá.

No obstante, las fuerzas armadas yemeníes y los comités populares aliados se hacen cada vez más fuertes, de modo que Riad y sus socios no han logrado ninguno de sus objetivos y su agresión solo ha provocado la muerte y desplazamiento de millones de los civiles yemeníes, así como la destrucción de la infraestructura y la propagación de hambruna y enfermedades infecciosas en el país más pobre del mundo árabe.

mdh/ncl/hnb