• Soldados israelíes caminan por la calle en Al-Quds (Jerusalén), 23 de junio de 2020 (Foto: Flash90).
Publicada: martes, 8 de junio de 2021 9:29

El ejército israelí admitió la misteriosa muerte de uno de sus oficiales de inteligencia, que habría puesto en peligro la seguridad del régimen de Tel Aviv.

Después de días de censura mediática sobre el encarcelamiento de un oficial del servicio de inteligencia de las fuerzas israelíes, el ejército de Israel anunció el lunes por primera vez algunos detalles de la misteriosa muerte de este militar. 

Según la página web de la cadena egipcia Al-Jazeera Mubasher, el uniformado fue encarcelado en el pasado septiembre después de que el ejército le imputara “cargos peligrosos” en su contra sin revelar detalles sobre esta detención.

Durante la escalada de los ataques israelíes a la Franja de Gaza, la condición física del oficial se deterioró de repente en prisión hasta que fue trasladado al hospital el 17 de mayo y el mismo día anunciaron su muerte.

En un comunicado emitido el lunes, el ejército del régimen declaró que el oficial había “dañado peligrosamente” la seguridad de Israel y que cooperó durante los interrogatorios y confesó sus acciones.

Afirmó que el mismo oficial israelí había dicho que cometió dichas acciones por “motivos personales” y que “no fue reclutado por una parte extranjera y no estuvo en contacto con elementos hostiles”.

El ejército israelí declaró además que se está investigando la causa de la muerte de este soldado y, en cuanto a la razón de no sepultarlo en un cementerio militar, sostuvo que “durante su detención, a petición suya, fue dado de baja del servicio militar, y en tal caso no está permitido el entierro en un sitio castrense, en virtud de la ley de cementerios militares”.

El diario israelí Yedioth Ahronoth, citando a ciertas fuentes militares, ha sugerido que el hombre podría haberse suicidado, pero la familia de la víctima negó tal posibilidad, así que su padre tachó de “mentiras” estas alegaciones formuladas sobre la muerte de su hijo.

El periódico en idioma hebreo Haaretz informó el lunes que el oficial era un “genio de la informática” y recibió su licenciatura a una edad temprana.

El ministro de asuntos militares israelí, Benny Gantz, ha prometido dar a conocer más detalles sobre el caso, que ha provocado una gran controversia en los territorios ocupados.

msm/ncl/tqi/fmk