• Un niño desplazado afgano llora cuando llega a las costas de la isla griega de Lesbos tras cruzar el mar Egeo desde Turquía en un bote. 9 de septiembre de 2015
Publicada: miércoles, 9 de septiembre de 2015 23:41
Actualizada: sábado, 19 de septiembre de 2015 14:03

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha repudiado la política de los países que dejan morir a los refugiados que escapan de la guerra en su país.

"No quiero que nadie nos venga a poner de ejemplo a los países del norte, a esos países que expulsan inmigrantes y dejan morir chicos en la playa", ha fustigado este miércoles la mandataria de Argentina.

No quiero que nadie nos venga a poner de ejemplo a los países del norte, a esos países que expulsan inmigrantes y dejan morir chicos en la playa", critica la  presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

Asimismo, ha argumentado que "eso degrada a la condición humana" y ha expresado su deseo de ser una mandataria integradora y no una que construye muros para dividir.

El continente europeo ha caído en la "decadencia cultural", ha afirmado la jefa de Estado al aludir al niño sirio Aylan Kurdi que se ahogó hace casi una semana y cuya imagen en la que yace muerto en una playa turca sacudió al mundo. 

"Se andan tirando los inmigrantes de un país a otro como si fueran bultos”, ha criticado Fernández quien estaba acompañada de Daniel Scioli, candidato oficialista a las presidenciales del 25 de octubre, y el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en el acto de inauguración de una unidad médica de asistencia rápida.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ofrece un discurso durante el acto de inauguración de una unidad médica de rápida asistencia en la ciudad capitalina de Buenos Aires. 9 de septiembre de 2015

 

Argentina se considera uno de los países latinoamericanos que han manifestado su disposición de recibir las personas que huyen de la guerra en busca de paz.

En el mismo sentido, la Asociación Cultural Siria en la República Argentina ha convocado a coordinar el envío de ayuda humanitaria para los refugiados, luego de la conmoción que causaron las fotos de niños sirios ahogados.

El jefe de Gabinete de Argentina, Aníbal Fernández, anunció el pasado viernes que su país seguirá acogiendo a solicitantes de asilo sirios que huyen de la crisis impuesta, hace más de cuatro años, desde el exterior para derrocar al presidente Bashar al-Asad.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) informó el viernes del desplazamiento de más de 11 millones de sirios como consecuencia de la crisis que azota desde marzo de 2011 al país árabe.

bhr/ncl/hnb